21 Jun 2019 - 6:58 p. m.

Los padres de yihadista británico que fueron condenados por enviar dinero a su hijo en Siria

Los declararon culpables de "financiación del terrorismo" por un tribunal en Londres por mandar, en septiembre de 2015, 250 euros a su hijo de 23 años, que se había convertido al Islam y se había terminado como combatiente del Estado Islámico en Siria.

- AFP

Miembros del Estado Islámico. Foto de Referencia.  / EFE
Miembros del Estado Islámico. Foto de Referencia. / EFE

Los padres de un yihadista británico fueron declarados culpables el viernes de financiación del terrorismo por haber enviado dinero a su hijo miembro de la organización yihadista Estado Islámico (EI) en Siria, aunque la condena quedó en suspenso.

(Le puede interesar: Se fue al Estado Islámico, decapitó, tuvo hijos y hoy quiere volver a su casa en Londres)

El tribunal de lo penal en Old Bailey, Londres, condenó a John Letts, un agricultor orgánico con doble nacionalidad británica y canadiense, y Sally Lane, encargada de recaudar fondos para la ong Oxfam, a 15 meses en suspenso.

Ambos mandaron, en septiembre de 2015, 223 libras (250 euros) a su hijo de 23 años, conocido como 'Jihadi' Jack, convertido al islam y conocido miembro del EI en Siria.

A pesar de que la policía les advirtió en varias ocasiones de que incurrían en un delito, intentaron dos veces más mandarle dinero a su hijo.

(Puede leer: Los extranjeros que ya no quieren ser del Estado Islámico buscan regresar a sus países)

"Entiendo que es su hijo y que lo aman", declaró el juez Nicholas Hilliard, "pero en este contexto han perdido el sentido de la realidad".

A la salida del tribunal, los padres declararon que habían sido condenados "por haber hecho lo que cualquier padre habría hecho si la vida de su hijo estuviera en peligro".

Ambos aseguraron que se sienten "abandonados" por la policía y el gobierno, porque su hijo estaba detenido en el norte de Siria, en manos de los kurdos, sin que pese ninguna acusación en su contra.

(Le puede interesar: Abuelos luchan por los huérfanos de Isis)

Jack Letts abandonó el hogar familiar en mayo de 2014. Sus padres pensaban que iba a viajar y a aprender árabe en Jordania. Pero de ese país se dirigió a Kuwait, luego se casó en Irak y apareció en Siria.

Sally Lane narró en el juicio su "horror" cuando su hijo lo llamó en septiembre de 2014 y le explicó que estaba en Siria. Su padre le suplicó que volviera. A principios de 2015, la policía allanó el domicilio de la pareja y les prohibió mandar dinero a su hijo.

Pero ambos desobedecieron y mandaron dinero en septiembre de 2015. En diciembre de ese mismo año, Jack Letts declaró que quería abandonar Siria. Su madre intentó dos veces mandarle dinero pero las transferencias fueron bloqueadas y la pareja detenida.

Recibe alertas desde Google News