Publicidad
1 Dec 2021 - 4:13 p. m.

Los países africanos donde Ómicron hace presencia no superan el 23 % de vacunación

El acaparamiento de las vacunas contra la COVID-19 por parte de los Estados ricos es una de las razones por las que algunos países africanos, como Chad y República Democrática del Congo, no alcanzan a cubrir ni el 1 % de sus poblaciones con ellas. Frente a este panorama, algunos organismos internacionales han advertido que África es un tema de salud global.
La Organización Mundial de la Salud afirmó que en África solo el 27 % de los profesionales sanitarios está totalmente vacunado contra la COVID-19.
La Organización Mundial de la Salud afirmó que en África solo el 27 % de los profesionales sanitarios está totalmente vacunado contra la COVID-19.
Foto: Agencia AFP

Ómicron “es el resultado inevitable de acaparar vacunas y dejar a África por fuera”, dijo Ayoade Alakija, directora de la Alianza Africana para la Entrega de Vacunas, a la BBC. Por su lado, Matshidiso Moeti, directora regional de la OMS para África, también advirtió algo parecido desde agosto pasado: “Los países de altos ingresos han administrado más de 103 vacunas por cada 100 habitantes, en África ese número es de 6″.

Y es que los datos de vacunación en los diferentes países del continente dan cuenta de ello. Si bien hay algunos en los que entre el 40 % y el 70 % de la población está completamente vacunada, como es el caso de Seychelles (78.81 %), Maldivas (66.8 %), Mauricio (71.85 %), Marruecos (60.87 %), Omán (54.14 %), Cabo Verde (43.95 %) y Túnez (42.97 %), los demás presentan una tasa de vacunación baja, que incluso llega a igualar el 0. 67 % en Chad o el 1.17 % en Sudán del Sur, según cifras de Our World in Data.

A la fecha, el continente ha presentado 8.731.000 contagios y 223.000 muertes, o al menos esas son las cifras que se tienen documentadas en Reuters. Según el seguimiento que la agencia de noticias ha llevado a cabo en África, actualmente, Túnez y Argelia están entre los países donde se ha registrado un aumento en la media del número de contagios diarios, teniendo el primero de ellos un incremento que ha alcanzado, en promedio, 182 nuevos casos reportados cada día y el segundo 178. En lo que respecta al número de muertes, la media ha ido disminuyendo en Egipto, Libia y Etiopía, pero en Sudáfrica ha aumentado, siendo un país que ha reportado 2.968.000 contagios y 89.843 fallecidos desde el comienzo de la pandemia.

Le sugerimos: La amenaza sigue: covid podría causar 700.000 muertes más en Europa

Debido al retraso en la vacunación en África, la Organización Mundial de la Salud (OMS) afirmó que solo el 27 % de los profesionales sanitarios está totalmente vacunado contra la COVID-19, lo que corresponde casi a uno de cada cuatro. La entidad internacional aseguró que “una elevada cobertura de vacunación del personal sanitario es esencial no solo para su propia protección, sino también para la de sus pacientes y para el funcionamiento de los sistemas sanitarios en momentos de extrema necesidad. La escasez de personal sanitario en África es aguda y profunda”, pues 16 países de la región tienen menos de un trabajador sanitario por cada 1.000 habitantes.

Con estas cifras, la advertencia desde la OMS ha sido clara: la vacunación en África es un asunto de salud global, ya que no hacerlo “aporta a condiciones en las que el virus puede mutar, lo que atrasaría la recuperación de la pandemia a nivel mundial”. Así, en este contexto de bajos niveles de vacunación, la variante Ómicron surgió en Sudáfrica.

Se supone que a través del mecanismo COVAX, los países con ingresos bajos y medios iban a tener acceso a los antivirales. La Unión Europea, por ejemplo, se comprometió a donar 300 millones de dosis de vacunas a través de dicho instrumento y de donaciones bilaterales. Sin embargo, según se lee en DW, hasta ahora se ha entregado menos de un tercio de esta cifra. Para el 26 de noviembre, es decir, un día después de que Sudáfrica anunció haber detectado la nueva variante del coronavirus, se conocía de la entrega de 95 millones de dosis a los países receptores. Esto, sumado a que, al parecer, Ómicron ya hacía presencia en Europa desde una semana antes al anuncio oficial del país africano.

Le puede interesar: Lo que debe saber sobre la variante ómicron antes de dejarse llevar por el pánico

Ahora, con el surgimiento de esta nueva cepa, las restricciones que los países han tomado y en medio de una discusión en la que el acaparamiento de vacunas por parte de los países ricos ha sido un tema central, el continente está en el centro de la discusión. En este contexto, China anunció una donación de vacunas para África. “El país suministrará mil millones más de dosis de vacunas, de las cuales 600 millones serán en forma de donaciones y 400 millones en otras formas, como la creación de unidades de producción de vacunas”, aseguró el presidente Xi Jinping en un discurso en el Foro de Cooperación China-África (FOCAC).

👀🌎📄 ¿Ya estás enterado de las últimas noticias en el mundo? Te invitamos a verlas en El Espectador.

Según informa AFP, “la conferencia tuvo lugar en un contexto en el que los países africanos buscan reactivar sus economías duramente golpeadas por la pandemia. Para conseguirlo, buscan reforzar la cooperación con China, primer socio comercial del continente”. Cabe mencionar que el acaparamiento de las vacunas por parte de los países ricos no solo frena la recuperación de la pandemia, sino también la de la economía global. Tan es así que el Foro Económico Mundial precisó que el nacionalismo de vacunas podría ralentizar la recuperación económica mundial, costando a los países de altos ingresos US$119 mil millones por año.

Hoy en día, África vive las consecuencias de un mal manejo global de la pandemia, en el que a la escasez de vacunas se le suma el aislamiento del continente. Mientras los países imponen distintas restricciones, António Guterres, secretario general de la ONU, afirmó: “La gente de África no puede ser culpada por el inmoralmente bajo nivel de vacunación disponible y no debe ser penalizada por identificar y compartir con el mundo información científica y sanitaria crucial”.

Síguenos en Google Noticias