Publicidad
27 Sep 2020 - 4:47 p. m.

¿Por qué estalló el conflicto entre Armenia y Azerbaiyán?

Los combates se dan en la región de Nagorno Karabaj, una zona secesionista de Azerbaiyán, pero de mayoría armenia. Geopolíticamente son cruciales los roles de Turquía y Rusia. El primero dio su respaldo a Azerbaiyán y el segundo instó a los dos países a entablar negociaciones para estabilizar la situación.
A principios de los años 1990, Nagorno Karabaj fue escenario de un conflicto que dejó 30.000 muertos.
A principios de los años 1990, Nagorno Karabaj fue escenario de un conflicto que dejó 30.000 muertos.
Foto: AFP - Ministerio de Defensa de Armenia

Armenia y Azerbaiyán se enfrentan en violentos combates en la región de Nagorno Karabaj. En un clima muy tenso, el presidente de Azerbaiyán Ilham Aliev dijo que su ejército asesta “golpes devastadores” al enemigo y prometió “vencer” en estos combates. A su vez, Armenia declaró la movilización general y la ley marcial, y su primer ministro, Nikol Pashinian, llamó a “estar preparados para defender la patria”, y también aseguró: “vamos a vencer”.

Nagorno Karabaj es una región secesionista de Azerbaiyán, de mayoría armenia y que cuenta con el apoyo del gobierno de Pashinian. A principios de los 90, fue escenario de un conflicto que dejó 30.000 muertos.

Desde entonces, las autoridades azeríes quieren retomar su control, aunque sea a la fuerza. Las negociaciones de paz están en punto muerto desde hace años.

Un portavoz del ministerio de Defensa azerí anunció que el ejército de su país había conquistado este domingo seis pueblos bajo control armenio en los combates en Nagorno Karabaj.

También le puede interesar: Las claves para entender la escalada de tensión entre Armenia y Azerbaiyán

Rusia pidió el cese de los combates e instó a las partes “a un inmediato alto el fuego y a entablar negociaciones para estabilizar la situación”. Ambos bandos se acusan mutuamente de haber iniciado las hostilidades.

El presidente turco Recep Tayyip Erdogan, aliado tradicional de Azerbaiyán, renovó su apoyo a este país en conversación telefónica con su homólogo azerí.

La Unión europea y Francia, por su parte, exhortaron a un alto el fuego.

Contraofensiva

El ministerio de Defensa de Azerbaiyán indicó en un comunicado haber lanzado una “contraofensiva en toda la línea del frente” para “poner fin a las actividades militares de las fuerzas armadas armenias”.

“Hay muertos y heridos entre los civiles y los militares”, declaró la presidencia de Azerbaiyán, mientras que el mediador público de Karabaj dijo que había “víctimas civiles” en la población de la región.

A su vez las autoridades de región separatista de Nagorno Karabaj decretaron la “movilización general”. Su ministerio de Defensa indicó haber destruido cuatro helicópteros, 15 drones y diez tanques azeríes

Azerbaiyán indicó previamente que uno de sus helicópteros fue abatido, pero que su tripulación estaba a salvo.

Armenia anunció por su lado la muerte de una mujer y un niño.

Más sobre este tema en: El conflicto armenio-azerí y sus secuelas en el fútbol

La historia del conflicto en Nagorno Karabaj

Territorio del Imperio ruso disputado por Armenia y Azerbaiyán en la guerra civil que siguió a la revolución bolchevique de 1917, Nagorno Karabaj, de mayoría armenia, fue integrado en 1921 por Stalin a la república socialista soviética de Azerbaiyán con, a partir de 1923, un estatuto de autonomía.

En febrero de 1988, estallaron enfrentamientos interétnicos, en un contexto en que Armenia y Azerbaiyán seguían formando parte de la URSS.

El 10 de diciembre de 1991, Nagorno Karabaj proclamó su independencia de Bakú, capital de Azerbaiyán, con el apoyo de Armenia, con la disolución de la Unión Soviética de fondo.

Tras la caída de la URSS, el ejército soviético abandonó la región, dejando las armas. Esto llevó a una escalada del conflicto, marcada por dos grandes ofensivas de las fuerzas armenias en 1992 y 1993.

El 17 de mayo de 1994, un alto el fuego negociado por Moscú entró en vigor. Los armenios controlaban entonces alrededor de una quinta parte del territorio de Azerbaiyán, incluyendo Nagorno Karabaj.

La guerra causó cerca de 30.000 muertos y millones de personas tuvieron que huir de los combates.

El Grupo de Minsk

En 1994, la Organización para la Cooperación y la Seguridad en Europa (OSCE) creó el “Grupo de Minsk”, formado por Estados Unidos, Francia y Rusia, con el objetivo de encontrar una salida al conflicto.

Pese a esta mediación y a varias rondas de negociaciones, no se alcanzó ninguna solución y Bakú y Ereván, capital del Armenia, no consiguieron ponerse de acuerdo sobre el estatuto de este territorio, que la comunidad internacional considera azerbaiyano.

Hasta ahora, no se ha concluido ningún tratado de paz.

En noviembre de 2008, Armenia y Azerbaiyán firmaron una declaración con miras a una “solución pacífica” del conflicto, pero los choques persisten.

El 12 de noviembre de 2014, las fuerzas azerbaiyanas abatieron un helicóptero militar armenio en Nagorno Karabaj, y los tres miembros de su tripulación murieron, según los medios armenios.

Las hostilidades de abril de 2016

En diciembre de 2015, el presidente armenio de aquel entonces, Serge Sarkissian, y su homólogo azerbaiyano, Ilham Aliev, se reunieron pero no consiguieron llegar a un compromiso. Los mediadores de la OSCE denunciaron una situación “insoportable” en el terreno.

A principios de abril de 2016, intensos combates enfrentaron las fuerzas azerbaiyanas y armenias, suscitando el temor a una guerra abierta. Estos incidentes, los peores desde 1994 causaron al menos 110 muertos, entre civiles y militares de ambos bandos.

Un alto el fuego negociado por Rusia puso fin a los combates, pero los disparos y los enfrentamientos en la línea del frente siguen siendo frecuentes.

El 12 de julio de 2020, estallaron combates en la frontera norte entre los dos países, lejos de Nagorno Karabaj, poco después de que el presidente azerbaiyano amenazara con abandonar las negociaciones de paz y considerara que Bakú tenía derecho a buscar “una solución militar al conflicto”.

Rusia se dijo dispuesta a actuar como mediadora.

A partir del 17 de julio, los enfrentamientos bajaron de intensidad pero se registran incidentes a diario. Según los balances oficiales, 19 personas murieron en julio, 12 militares y un civil azerbaiyanos y seis soldados armenios.

Síguenos en Google Noticias
Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.