16 Jul 2019 - 7:19 p. m.

¿Por qué nada cambia después del "juicio del siglo” al "Chapo" Guzmán?

Al tiempo que se formaliza la segura condena a cadena perpetua del narcotraficante Joaquín Guzmán, se publica el libro “El Chapo Guzmán: el juicio del siglo”, escrito por Alejandra Ibarra Chaoul, periodista mexicana que cubrió el evento. Adelantamos el prólogo del editor de la revista que denunció al capo.

Ismael Bojórquez Perea * / Especial para El Espectador

La Fiscalía de EE. UU. pidió cadena perpetua más 30 años de cárcel para Joaquín “el Chapo” Guzmán, acusado de dirigir una empresa criminal a través del cartel mexicano de Sinaloa. Había sido extraditado a EE. UU. en 2017. / EFE
La Fiscalía de EE. UU. pidió cadena perpetua más 30 años de cárcel para Joaquín “el Chapo” Guzmán, acusado de dirigir una empresa criminal a través del cartel mexicano de Sinaloa. Había sido extraditado a EE. UU. en 2017. / EFE

Fue a principios de enero cuando nos avisaron. El juicio en Brooklyn estaba generando fricciones entre Ismael Zambada García y los hijos de Joaquín Guzmán Loera. Era una pregunta que me hacían con frecuencia los medios nacionales. Qué está pasando en Sinaloa, cómo está impactando el juicio en la tierra de los más grandes capos que ha parido este país, en la cuna del cartel de Sinaloa, la plaza del Chapo. Todo está tranquilo por acá, les decía. Y estaba. Por lo menos durante las primeras semanas de haber iniciado el juicio. Después no. Según nuestras fuentes, luego de las declaraciones de su hijo Vicente Zambada, el Mayo se comunicó con los hijos del Chapo, Iván Guzmán Salazar y su hermano Alfredo. Les pidió que le enviaran un mensaje a su padre, que debía declararse culpable, que ya no tenía salida y que quería ayudar a su hijo para que saliera pronto.

El Vicentillo fue extraditado en febrero de 2010 y después de un largo jaloneo entre los fiscales y su defensa, el acusado alegó una figura legal que se llama “autoridad pública” y que supuestamente le otorgaba inmunidad contra actos criminales. No hay que olvidar que dos horas antes de ser detenido en Ciudad de México, en 2009, Vicente había estado en una reunión con dos agentes de la DEA en el hotel María Isabel Sheraton, ubicado a un costado de la Embajada de Estados Unidos. Vaya coincidencia. (Más: Al "Chapo" le confiscarían más de 12 mil millones de dólares)

Síguenos en Google Noticias

 

Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.