7 Jan 2020 - 4:42 p. m.

¿Puede el orden económico mundial alcanzar al mundo?

Hoy, en nuestra serie Pensadores Globales 2020, un reconocido profesor de Práctica de Políticas Públicas de la Universidad Nacional de Singapur y su visión del futuro global a partir de las tendencias asiáticas.

Kishore Mahbubani / ESPECIAL PARA EL ESPECTADOR / SINGAPUR

Kishore Mahbubani opina que el “acuerdo de caballeros” que ha mantenido a un norteamericano a la cabeza del Banco Mundial y a un europeo al frente del FMI es anacrónico. 
/ Archivo particular
Kishore Mahbubani opina que el “acuerdo de caballeros” que ha mantenido a un norteamericano a la cabeza del Banco Mundial y a un europeo al frente del FMI es anacrónico. / Archivo particular

El mundo dio vuelta a una esquina en 2019. El problema es que el orden mundial no lo alcanzó. Esta desconexión podría tener consecuencias desastrosas. El mayor cambio global ha sido el inicio del “siglo asiático”. Hoy, Asia es hogar de tres de las cuatro principales potencias económicas del mundo (en términos de paridad de poder adquisitivo): China, India y Japón. El PIB combinado de la región excede el de Estados Unidos y el de la Unión Europea. (Lea más de nuestra serie Pensadores globales 2020: Javier Solana analiza el caso de Irán)

Estados Unidos ya ni siquiera es la potencia más globalizada. Ese título ahora le corresponde a China, que ya es un mayor socio comercial con más países que Estados Unidos, y que también está firmando más acuerdos de libre comercio, incluido potencialmente el más grande de la historia, la Asociación Económica Integral Regional. Estados Unidos, en cambio, está abandonando los acuerdos de libre comercio como el Acuerdo Transpacífico, que el primer ministro japonés, Shinzo Abe, ha mantenido vivo sin los norteamericanos. El porcentaje del comercio global en manos de Estados Unidos sigue achicándose. (¿Cómo nos afecta la desaceleración en China e India?).

Síguenos en Google Noticias