14 May 2021 - 11:00 a. m.

Registro de migrantes venezolanos: ¿Cómo podemos llegar a la meta?

Lado a lado, la campaña de migración de El Espectador

Desde el 5 de este mes, más de 87.300 venezolanos se registraron de forma virtual en la primera etapa del Estatuto Temporal de Protección para Migrantes. Para el 31 de diciembre de este año, la meta es tener a por lo menos 800.000 venezolanos con el Permiso por Protección Temporal en físico. Estos son los avances, las dificultades y lo que queda del proceso.

Ronal Rodríguez*

El pasado 5 de mayo se inició el pre-registro virtual, la primera etapa del Estatuto Temporal de Protección para Migrantes Venezolanos (ETPV)
El pasado 5 de mayo se inició el pre-registro virtual, la primera etapa del Estatuto Temporal de Protección para Migrantes Venezolanos (ETPV)
Foto: Óscar Pérez

En medio de la crisis que vive el país, el pasado 5 de mayo se inició el pre-registro virtual, la primera etapa del Estatuto Temporal de Protección para Migrantes Venezolanos (ETPV), la ruta que diseñó el Gobierno Nacional para la regularización de más de 1,7 millones de ciudadanos venezolanos en el territorio colombiano, por los próximos diez años.

La meta de Migración Colombia, institución encargada de liderar el proceso, para el 31 de diciembre del presente año, es tener a por lo menos 800.000 ciudadanos venezolanos con el Permiso por Protección Temporal (PPT) en físico. Un documento con todas las características de seguridad e identificación, con el que se busca que los ciudadanos venezolanos puedan iniciar la ruta de la integración e inclusión en la sociedad colombiana.

Le puede interesar: “Apoyar la integración social es la receta para la paz duradera”

Dicho PPT remplazaría todos los documentos temporales expedidos por el Estado colombiano para administrar el fenómeno migratorio en los últimos años, el PIP, el PTP o el famoso Permiso Especial de Permanencia, el PEP.

Para lograr dicha meta, Migración Colombia se ha fijado un cronograma. El pre-registro virtual se divide en dos partes: la primera, que comenzó el miércoles de la semana pasada, y que aspira a que 800.000 venezolanos realicen el proceso, por lo menos, antes del 1° de septiembre.

Y el pre-registro virtual con acompañamiento, que comenzará el próximo 4 de junio. En esta etapa se aspira a que 700.000 venezolanos, con dificultades de conexión, condiciones especiales o limitaciones, reciban apoyo para realizar el registro. En otras palabras, Migración Colombia tiene como meta que cerca de 1,5 millones de venezolanos realicen este proceso virtual en 2021.

¿Se logrará la meta?

Para lograr el cumplimiento del cronograma y las metas, se requeriría que en los 119 días que hay entre el 5 de mayo y el 31 de agosto, por lo menos 800.000 venezolanos realizaran el pre-registro, es decir, que cada día 6.722 migrantes crearan su usuario, se registraran en la plataforma y realizaran la encuesta de caracterización. (Ver gráfico en la siguiente página).

Hasta este jueves 13 de mayo se deberían tener 60.498 migrantes con el proceso virtual finalizado y con agendamiento para la biometría. Según la plataforma de Migración Colombia, han finalizado el proceso 87.364 ciudadanos venezolanos, el 144,40 % de lo que se debería tener a la fecha y el 10,92 % de la meta para el 31 de agosto. De ellos, 73.284, el 121,13 %, ya fueron agendados para el registro biométrico y otros 18.635, el 2,66 %, también fueron agendados para el registro asistido.

Le puede interesar: El drama de los niños y las niñas migrantes que viajan sin compañía

Como es natural, con un proceso tan ambicioso se presentaron fallas en la plataforma, por la cantidad de migrantes que ingresaron en los primeros días para realizar el pre-registro virtual. Lo cual era predecible. En el pasado, cuando se realizaron renovaciones del PEP, la plataforma de Migración Colombia colapsó y fue necesario establecer turnos por días.

El proceso no es igual para todos. A los venezolanos regulares, que estaban cobijados por alguna medida anterior como el PEP, les resulta más familiar, pues ya han realizado un proceso y tienen algo de experiencia mayor si han tenido que hacer renovaciones; a diferencia de los que se encuentran en irregularidad, ellos no tienen que cargar tantos documentos para demostrar su estancia en Colombia antes del 31 de enero.

Si bien es comprensible que Migración Colombia, buscando un criterio de igualdad entre regulares e irregulares abriera el proceso para todos al mismo tiempo, quizás para evitar problemas en la plataforma debió concentrar sus esfuerzos en la población regular durante las primeras semanas, unos 759.584 venezolanos para los cuales el proceso es más rápido. Salir de ellos primero permite descongestionar el sistema.

Como en otras experiencias pasadas, establecer días para realizar el registro con el objetivo de ordenarlo y hacer la experiencia más amigable para el usuario con la plataforma y lograr un mejor resultado en menos días, pero sobre todo generar confianza en la población venezolana en que el proceso funciona, es un proceso que podría implementarse.

Y si bien Migración Colombia se dedicó en las últimas semanas a informar por medio de Facebook Live en diferentes regiones del territorio nacional, sólo hasta que se inició el proceso se compartió información de las características técnicas que debían tener la fotografía y los documentos que se deben cargar en la plataforma, lo que complejizó el proceso para muchos migrantes en condición de irregularidad.

Le puede interesar: Ni más ni menos: los venezolanos en Colombia recibirán lo justo

La diferencia entre información y formación se hizo evidente; no sólo se debe informar a los migrantes sobre el proceso, se les debe formar y ello implica hacer una preparación antes de ingresar a la plataforma, la digitalización de sus documentos, la habilitación de sus respectivos correos electrónicos y aprender a navegar y usar el instrumento antes de hacer el registro. Un proceso que no es sencillo y que no se logra solventar únicamente con infografías. En muchos casos requiere acompañamiento y no el mismo que necesita una persona con un problema visual o analfabetismo tecnológico.

Juan Francisco Espinosa, director de Migración Colombia, anunció la incorporación de 487 personas para fortalecer el proceso, gracias al apoyo de la cooperación internacional: USAID, ACNUR y OIM, y la gestión ante el Ministerio de Hacienda, así como la ampliación de la planta de Migración Colombia con la llegada de 150 funcionarios, y la instalación de 100 Puntos Visibles a partir del 1° de junio para informar sobre el proceso.

No obstante los resultados positivos hasta el momento, entre el pre-registro virtual y la entrega del PPT se debe realizar la biometría, la cual inicia el 1° de septiembre. En dicho proceso se verifican la información del pre-registro, los documentos aportados y se realiza el registro facial, dactilar y de firma, es decir, se constata por la autoridad colombiana la plena identificación de cada ciudadano venezolano que se acoja al Estatuto, con las respectivas medidas de bioseguridad en tiempos de pandemia.

Según la resolución 971 de 2021 de Migración Colombia, que reglamenta el proceso, en el artículo 18 se afirma que la expedición en físico del PPT se realizará en 90 días calendario y se entregará de forma presencial previa cita de Migración Colombia, con iguales medidas de bioseguridad.

Así las cosas, sólo se tendrían 32 días para citar a por lo menos 800.000 migrantes y realizar el proceso de identificación biométrica, es decir, 25.000 diarios. Igualmente, otros 32 días a final del año para entregar el PPT a 25.000 migrantes diariamente y ello trabajando el 8 y 25 de diciembre, si se quiere cumplir la meta proyectada de los 800.000 migrantes con PPT. En esta etapa las metas y tiempos no cuadran, se requiere organizar el proceso, coordinar con las autoridades locales y la sociedad civil, y formar a los migrantes para hacer el estatuto una realidad.

Le puede interesar: Relatos: el rostro femenino de la migración venezolana en Colombia hoy

Migración Colombia, a pesar del crecimiento de su planta y las personas contratadas por dos años para apoyar el registro, es una institución pequeña y requiere el apoyo de toda la sociedad para materializar el proceso de integración e inclusión de la migración venezolana. El estatuto es el tercero de su tipo en el mundo, el primero desde un país de ingreso medio y su implementación se hace en medio de la mayor crisis socioeconómica de la historia reciente del país.

El voluntariado de las organizaciones de venezolanos en Colombia, así como otros sectores de la sociedad civil y las organizaciones del sector religioso será fundamental en la materialización del Estatuto. No es un acto de caridad con los venezolanos, es una política de Estado para la construcción de la sociedad colombiana de la cual ellos serán parte y no depende únicamente del gobierno o de las instituciones del Estado, es el trabajo de toda la sociedad.

Ronal Rodríguez es investigador del proyecto “Esto no es una frontera, esto es un río” del Observatorio de Venezuela de la Facultad de Estudios Internacionales, Políticos y Urbanos de la Universidad del Rosario en colaboración con Diálogo Ciudadano y con el apoyo de la Fundación Konrad Adenauer.

Recibe alertas desde Google News