Publicidad
15 May 2022 - 2:00 a. m.

Satélites: la ventana a la guerra en Ucrania

Las imágenes espaciales han sido claves durante la ofensiva: desacreditaron la versión rusa de la masacre en Bucha y mostraron la magnitud de la devastación en Mariúpol. ¿Es una nueva era en la documentación, investigación y estrategia de las guerras?
Combinación de imágenes satelitales de Maxar creadas el 16 de marzo de 2022: muestra una iglesia y edificios de apartamentos residenciales destruidos en Sumy, Ucrania. A la derecha como eran antes de la guerra.  / AFP
Combinación de imágenes satelitales de Maxar creadas el 16 de marzo de 2022: muestra una iglesia y edificios de apartamentos residenciales destruidos en Sumy, Ucrania. A la derecha como eran antes de la guerra. / AFP

El primer fin de semana de abril, el respiro efímero que dio la noticia de la retirada rusa de la región de Kiev fue rápidamente arrebatado por las imágenes escalofriantes de cuerpos masacrados y tirados por las calles de Bucha, una ciudad muy cerca de la capital de Ucrania. De inmediato, las autoridades de ese país señalaron la responsabilidad de las tropas rusas en la barbarie. Líderes mundiales empezaron a exigirle explicaciones a Rusia, que negó su responsabilidad, calificó de montaje lo sucedido e incluso afirmó que las imágenes difundidas fueron tomadas luego de la retirada de los militares rusos. Horas después, imágenes satelitales obtenidas por The New York Times mostraron que no, que los cuerpos regados se veían en las calles de Bucha desde mediados de marzo, cuando las tropas rusas estaban ahí. La evidencia fue contundente y, para muchas personas, la versión rusa quedó desacreditada.

Recibe alertas desde Google News