¿Cómo saber si su gato es feliz con usted?

Su lenguaje corporal, los sonidos que produce y la forma en que lo mira son señales sobre el bienestar o la inconformidad que su gato siente al estar cerca de usted.

Pixabay

Si bien no hablan, los gatos tienen múltiples formas de comunicarse con los humanos a través de un amplio lenguaje corporal. Sus ojos, su cola y su postura todo el tiempo están expresando una emoción, ya sea de alegría, seguridad, amenaza o afecto.

Al aprender a identificar estas señales, será mucho más fácil entender qué quiere su mascota felina, así como reconocer qué tan feliz es con usted.

Si, al verlo, su gato levanta su cola y arquea la punta, puede estar seguro de que se regocija con su compañía. Este es el signo de máxima felicidad. Lea también: ¿Es bueno dormir con perros y gatos?

Así mismo, si el animal frota su cara y su cuerpo contra usted como un ritual de saludo, significa que le está impregnando su olor, lo cual quiere decir que lo considera un elemento familiar de su mundo. Las glándulas sebáceas ubicadas entre los ojos y las orejas, alrededor de la boca y en la base de la cola producen unas feromonas con las que los gatos intercambian olores para marcar olfativamente su entorno.

Cuando los gatos están acostados con las patas delanteras recogidas y los ojos entrecerrados denota que están descansando plácidamente y sienten la confianza suficiente para relajarse alrededor de usted. Si el felino se recuesta bocarriba y estira sus patas es una importante señal de que se siente tranquilo y dichoso. Tanto, que puede exhibir su panza sin miedo.

Sus sonidos también hablan, pues son animales muy vocales. El conocido ronroneo, en la mayoría de las veces, indica que se sienten cariñosos y que disfrutan de las caricias. Incluso, los gatos a veces intentan entablar conversaciones con sus cuidadores, emitiendo una y otra vez maullidos agudos a la vez que establecen contacto visual. Si son sonidos graves, pueden significar frustración.

Si su gato parece “amasar” con sus patas, en realidad está transmitiendo el cariño y el placer que siente con usted, pues este es un comportamiento que imita lo que hacía cuando, siendo apenas un cachorro, bebía leche de su madre. Las crías “amasan” las tetillas de la gata para estimular la producción de la leche, por lo que este movimiento está asociado con la sensación de placer y cercanía.

Si entre esas lo mira a usted y parpadea lentamente, le está comunicando que se siente a gusto y seguro con su compañía. Le puede interesar: Los gatos domésticos que se volvieron salvajes para sobrevivir a la calle

Que juegue y muestre interés por su entorno son también señales de felicidad. Dedicar parte de su tiempo a bañarse y acicalarse, también.

Si decide tener una mascota de este tipo, recuerde siempre darle una alimentación equilibrada, un espacio cómodo para vivir, un arenero limpio y, por supuesto, ¡atención, amor y tiempo!

 

últimas noticias