"Nuestra cultura de silencio protege a los depredadores": víctima de acoso sexual

Fabiola Santiago, periodista de The New Herald, decidió unirse al movimiento #MeToo, compartir su caso y rechazar los abusos contra las mujeres.

Pixabay

La detonación de las voces de mujeres abusadas por el productor Harvey Weinstein sigue haciendo eco. En este caso le dio fortaleza a la periodista cubana-estadounidense Fabiola Santiago, para hablar de lo que le pasó cuando tenía 14 años y unirse al movimiento #MeToo (#YoTambién).

Lea más: Cinco claves del caso Weinstein y el abuso sexual en Hollywood.

Un amigo de su papá mostraba un comportamiento más cercano de lo convencional: caricias y acercamientos a partes de su cuerpo que la hacían sentir incómoda.

"¿Cómo podía contarle a mi padre del hombre que me mostró sus partes mientras sus hijas y yo jugábamos a los yaquis (catapiz) en el piso de la sala? Ellas estaban de espaldas a él, pero yo lo podía ver en el sofá", describió en su columna publicada en inglés y español en el medio estadounidense The New Herald. 

La razón de por qué calló por más de 44 años la explica con un lugar en común al que todo papá expresa sin medir las consecuencias: “Si alguien toca a mi hija, lo mato”. A los 14 años, Santiago no quería que su papá matara a alguien o terminara en la cárcel. 

"Nuestra cultura de silencio protege a los depredadores", dice la periodista aludiendo sobre el tiempo en que Weinstein, Charlie Rose, Matt Lauer, Bill O'Reilly (presentadores de televisión), Roy Moore (el reciente candidato republicano derrotado al Senado por el estado de Alabama) y entre otros denunciados por acoso gozaron de la libertad y del poder que les otorgaron las mujeres víctimas que callaron. 

Lea más: Las estrellas de la información de la TV caen por el efecto Weinstein.

A raiz de los escándalos destapados, un movimiento femenino, a través de las redes sociales, crearon la tendencia #MeToo en el que más de doce millones de mujeres han participado contando su historia de acoso o manifestando su apoyo a aquellas que han pasado por esas situaciones. A este se le sumaron otras tendencias como #MeAt14 (#YoALos14), la respuesta a los abusos de Moore (ex candidato al Senado de EE.UU.), que pretende ilustrar cómo eran las víctimas en la edad en que fueron abusadas. 

Lea más: #YoTambién, la campaña que pone hablar a mujeres que han sido agredidas.

"Mientras hablamos del asunto, hay niñas que corren el riesgo de verse sometidas a la terrible pesadilla del abuso sexual y la violación. Para ellas, el hashtag en los medios sociales debe evolucionar y convertirse en un escudo: #WeWillTell (#LoVamosAContar)", invita la periodista que dejó el miedo por la verdad.