A pinceladas, mujeres del Meta trazaron el camino para denunciar la violencia sexual

Con brochas, pintura y fuerza, un grupo de mujeres en Villa Suárez, Meta, dejó plasmado en un mural la ruta de protección para las mujeres víctimas de violencia sexual.

Cortesía

Madres, adolescentes, niñas y mujeres del barrio Villa Suárez de Villavicencio se reunieron el pasado viernes alrededor de un muro de ladrillo y cemento para transformarlo en un mensaje poderoso y claro: "Mujer, encuentra el camino. ¡Denuncia!". Le puede interesar: América Latina es la región más violenta del mundo contra las mujeres

Este grito a pinceladas, en consonancia con el Día internacional de la eliminación de las violencias contra las mujeres, celebrado el 25 de noviembre, busca comunicarle a todas las mujeres que son o han sido víctimas de abuso sexual que hay una ruta para encontrar apoyo, atención y denunciar su situación.

Según una encuesta realizada por la campaña colombiana ‘Violaciones y otras violecias, saquen mi cuerpo de la guerra’, en la que participaron 13 organizaciones sociales nacionales e internacionales, cada hora 16 mujeres son víctimas de agresiones sexuales. En el barrio Villa Suárez, del Meta, atropellos con este patrón se han convertido en una problemática presente y compleja. Lea más: Las mujeres como objeto y campo de batalla

“Este tipo de violencia es uno de los flajelos más fuertes en el territorio y hacer este mural fue la manera que encontraron las mujeres de allí para salvarle la vida a otras mujeres", afirmó Camila Rodríguez, de la Limpal, la Liga Internacional de Mujeres por la Paz y la Libertad.

"Ellas se movilizaron motivadas por la inseguridad del barrio, que no fue un impedimento para continuar empoderando a más mujeres en el conocimiento de la ruta de atención a violencias basadas en genero" contó Mayda Roldán, de 32 años, quien es la coordinadora de proyectos de la Limpal en el Meta. "Decidieron plasmar la ruta en una pared abandonada del barrio, justo en la entrada donde confluyen todas las problemáticas de este barrio", agregó. Lea también: A trenzarse contra la violencia hacia las mujeres

Mary Eslava, Graciela Virguez y Yanile Páez son algunas de las mujeres que participaron en la intervención, a la que invitaron a amigas, vecinas, compañeras, hijas y hermanas. Así, juntas, sin miedo, utilizaron las brochas y los colores para dejar visible un mensaje útil y efectivo de luz, esperanza y empoderamiento femenino.