Tirador que dejó parapléjico a Larry Flynt fue ejecutado en Misuri

Joseph Paul Franklin disparó en 1978 afuera de un tribunal donde el productor de cine pornográfico respondía acusaciones por obscenidad.

Larry Flynt.Tomada de hollywoodreporter.com.

Un partidario de la supremacía blanca, que había intentado matar al editor de revistas pornográficas, Larry Flynt, fue ejecutado este miércoles en Misuri (EE.UU.) con un controvertido barbitúrico.

Una corte de apelaciones había levantado más temprano en la jornada la suspensión de la ejecución, dictada por una jueza que cuestionó la droga a ser utilizada para cumplir la pena de muerte.

La ejecución de Joseph Paul Franklin, un supremacista blanco y asesino que en 1978 dejó parapléjico a Flynt tras un disparo, quien había sido condenado a la pena capital por la muerte de otro hombre, debió haber tenido lugar en la noche del martes.

Pero una jueza de Misuri aplazó la ejecución, alegando que el uso de pentobarbital para la inyección letal conllevaba un alto riesgo "de dolor innecesario, más allá del requerido para dar muerte".

La fiscalía apeló ese fallo y este miércoles una corte de apelaciones afirmó que los abogados de Franklin no habían presentado suficientes pruebas para garantizar el aplazamiento de la ejecución.

Por su parte, la jueza federal Carol Jackson también había ordenó la suspensión de la ejecución sobre la base de que Franklin no era mentalmente competente. La fiscalía apeló también este fallo.

Franklin, a quien se atribuyen 22 asesinatos entre 1977 y 1980 y quien fue sentenciado a varias cadenas perpetuas, fue condenado a la pena capital por el asesinato de Gerald Gordon afuera de una sinagoga en St. Louis, Misuri, en 1977.

Franklin disparó contra Flynt en 1978 afuera de un tribunal donde el productor de cine pornográfico respondía acusaciones por obscenidad. Pero Franklin nunca fue juzgado por ese caso.

Flynt, de 70 años y en silla de ruedas producto de ese ataque, señaló el mes pasado que le gustaría "infligir daño" a Franklin pero no verlo morir.

"En mi opinión, la única motivación en la que se basa la pena de muerte es la venganza y no la justicia y yo pienso firmemente que un gobierno que prohíbe la muerte entre sus ciudadanos no debería dedicarse a matar gente", afirmó Flynt en una columna publicada en Hollywoodreporter.com.