Daimler colaborará con China para investigar virus en paquetes de recambios

Noticias destacadas de Autos

La firma explicó que los casos de coronavirus detectados entre su plantilla se produjeron en un centro de distribución de recambios situado en Pekín, que se encarga del servicio postventa para las zonas septentrionales de China.

La compañía automotriz alemana Daimler aseguró que colaborará con las autoridades chinas en sus investigaciones sobre el hallazgo de coronavirus en el empaquetado exterior de algunos lotes de recambios para automóviles en diversas partes del país asiático.

Más de Autos: Tres de los cinco carros más vendidos en Colombia son ensamblados localmente.

En un comunicado remitido hoy a la Agencia Efe, la firma explica que los casos de coronavirus detectados entre su plantilla -once hasta el momento, según indicó ayer la prensa estatal- se produjeron en un centro de distribución de recambios para Mercedes-Benz situado en Pekín, que se encarga del servicio posventa para las zonas septentrionales de China.

Puede interesarle: Vehículos eléctricos reducirían 70% la demanda global de petróleo en 2030.

Los contagios se produjeron debido al contacto de esos empleados con un portador asintomático de la covid que había venido del extranjero, por lo que la compañía decidió poner en cuarentena a parte de la plantilla y llevar a cabo pruebas del coronavirus a todos los trabajadores de sus concesionarios en Pekín.

Lea también: Al volante de: Ford Escape híbrida.

Tras el hallazgo de los casos en el centro de distribución de Pekín -el primero de ellos, el 26 de diciembre- se han efectuado pruebas al personal de esos establecimientos en otras partes de China, que han dado negativo.

“Hasta el momento, solo algunas muestras ambientales han dado positivo y se ha comprobado que (la presencia del virus) se debió a que los casos confirmados los contaminaron”, apunta la subsidiaria pequinesa de Daimler, que incide en que “las investigaciones descartan cualquier (transmisión del) virus provocada por productos importados”.

Un destacado experto del Centro de Control de Enfermedades (CDC) del país asiático ya había aclarado que fueron los empleados quienes contaminaron los recambios con el virus, descartando que fuesen las partes las que transmitieran el SARS-CoV-2 a los trabajadores.

Según la televisión estatal CGTN, los reguladores locales afirman que la subsidiaria de Daimler, que puso bajo cuarentena a los trabajadores, no cumplió de manera estricta con las normativas anti-covid, permitiendo reuniones de empleados y un uso incorrecto de las mascarillas.

En respuesta, el conglomerado teutón cerró varios de sus concesionarios en Pekín, y no los reabrirá hasta que se pueda “garantizar un entorno seguro para trabajadores y clientes, con la confirmación conjunta de las autoridades locales”.

“Para evitar cualquier posible riesgo, la compañía reafirma su promesa de tomar todas las medidas necesarias para apoyar a las autoridades pertinentes en sus tareas de control de la pandemia y sus exhaustivas investigaciones”, finaliza el documento.

Debido al frío, el agente infeccioso sobrevivió en esos objetos durante su traslado a otras zonas de China, donde en los últimos días se han hallado virus en el empaquetado de varios lotes de recambios procedentes del centro de distribución de Daimler en zonas como Mongolia Interior y Shanxi (norte) o Shandong (este). EFE

Comparte en redes: