Reseña y características de la nueva Seat Tarraco

Noticias destacadas de Autos

Con su SUV de mayor tamaño, la casa catalana demuestra que sus productos no son como muchos los imaginaban.

En los últimos años, Seat ha renovado y actualizado su portafolio como parte de una transformación empresarial. Sin duda, sus productos SUV son los mayores exponentes de este ejercicio. Y sí, sería acertado decirlo, Tarraco reúne el lenguaje con el que el fabricante brilla en su categoría, e incluso reta a la “hegemonía” teutona.

Más de Autos: ¿Qué es un SUV?

No sobra mencionarlo, los crossovers, SUV o aquellos automóviles que se asemejan al diseño de las camionetas son protagonistas en los mercados mundiales. Tan solo en Colombia, dos de las diez líneas más vendidas en 2020 contaban con este tipo de carrocerías (podrían ser tres, si se incluye el Kwid, al que basta su eslogan para describirlo: “El SUV de los compactos”).

Lea también: Cinco cifras que dejó mercado automotor 2020.

Por lo anterior, no es de extrañar que la mayoría de los modelos que son presentados en el país pertenezcan a este extenso segmento, en el que Seat ofrece tres opciones, para el mismo número de subsegmentos y de presupuestos: Arona, Ateca y Tarraco.

Puede interesarle: Bajaj ya ensambla sus motos en su nueva planta en Colombia.

Esta última es la hermana mayor del portafolio SUV de Seat (4,7 metros de largo, 1,8 de ancho y 1,6 de alto). Una alternativa capaz de cambiar perspectivas, y que por lo tanto vale la pena reseñar. Sobriedad, sobre todo, en una referencia que llega a Colombia desde la planta del grupo Volkswagen, en Wolfsburgo (Alemania).

Reacciones en movimiento

Las sensaciones que produce Tarraco no son extrañas a su estética, es decir, sus prestaciones no son ajenas a la apariencia sobria que a simple vista parece compartir con Arona y Ateca.

Más de Autos: Tesla ya vale más que Facebook.

Claro, quien está interesado en un vehículo de este tipo no busca las prestaciones de un todoterreno o un superdeportivo. Dado eso, no sorprende que el motor TSI de 1,4 litros turbo de gasolina (150 caballos de poder y 250 Nm de torque) sea tan mesurado como confortable, limitando los ruidos y las vibraciones dentro de la cabina.

Sin embargo, no hay que encasillar a la Tarraco, pues su cautelosa respuesta al pedal derecho cambia de forma drástica cuando el piloto opta por una conducción manual. Probablemente este sea el mejor ejercicio para sacar provecho de su transmisión DSG de seis velocidades.

Con tantos rendimientos como tipos de conductor, señalar el consumo de combustible es indicar un aproximado sobre una cifra que varía según condiciones como la altitud, el terreno, los ocupantes y el equipaje. En este caso, a una altitud aproximada de 2.600 msnm, el indicador señaló un total de 34 kilómetros por galón, en ciudad. Un dato a tener en cuenta, pues sobresale frente a algunos de sus competidores igualmente europeos.

Lenguaje catalán

En su exterior no hay curvas arriesgadas. Tampoco tonalidades vibrantes ni profundas en el interior. Este modelo sobresale, a grandes rasgos, por la extensión de su capó, materiales que insinúan longevidad y unos rines de 19 pulgadas, que resaltan en la carrocería y adoptan, de serie, unas llantas que permiten el recorrido óptimo frente a factores cada vez más comunes, como las imperfecciones viales.

El sistema de infoentretenimiento y de sonido son sobresalientes. Tanto la pantalla central, de 9,2 pulgadas con Full Link (Apple Car Play, Android Auto y Mirror Link), la cámara de reversa y el cargador inalámbrico son acertados respecto al valor del vehículo.

Aunque en otros mercados Tarraco incluye una tercera línea de pasajeros, las versiones que se comercializan en Colombia cuentan con dos, sacrificando el número de plazas, para darle prioridad a una mayor capacidad de almacenamiento en el baúl (760 litros) y facilitando la ubicación de los pasajeros en la segunda línea.

Son las plazas traseras las que podrían inclinar este auto hacia un público familiar, pues, además del sobresaliente espacio, allí se encuentran salidas de aire, portavasos y dos mesas plegables unidas a los espaldares de conductor y copiloto.

Más méritos

Las impresiones de Tarraco son más positivas que negativas. Incluso en la seguridad, el rubro que mayores inquietudes genera en la actualidad, el vehículo obtuvo cinco estrellas en las pruebas de choque realizadas por LatiNCAP.

Su equipo de seguridad consta de siete bolsas de aire, anclajes Isofix, frenos ABS, control electrónico de estabilidad y, sobre todo, un diseño estructural que la galardonó con el Advanced Adward que entrega la entidad anteriormente mencionada.

¿Está interesado en cambiar de carro en 2021? Si es así, Tarraco es una interesante opción. Desde luego, dirigida a quienes busquen un SUV de dimensiones medianas (claramente compacto en otros mercados), y que cuenten con un presupuesto de $136’990.000.

Comparte en redes:

Temas Relacionados

SeatTarracoSUV