Por accidentes de transito, han muerto 6.724 personas en Bogotá

El 50% de los muertos en los últimos once años fueron peatones y motociclistas.

?1504-muertes-vias.gifUn ciudadano arrollado por un articulado cuando intentaba colarse a Transmilenio... Un campero destrozado tras chocar contra un puente peatonal en la autopista Norte... Motociclistas muertos por exceso de velocidad... Estas son algunas de las imágenes que siguen vivas en la memoria de los ciudadanos. Las cifras son más dramáticas: en 11 años han muerto 6.724 personas y casi 210.000 han resultado lesionadas en accidentes de tránsito en Bogotá. Peatones (55%), motociclistas (17%), pasajeros (13%) y ciclistas (10%) son las principales víctimas fatales.

Ante estas estadísticas, Bogotá tiene una misión clara: seguir trabajando en la disminución de la accidentalidad. Si bien las cifras son bajas en comparación con las tasas promedio del resto del país, la región y el continente, para la administración es altísima frente a la meta que tiene en mente: cero muertes en las vías. Promoviendo este discurso y resaltando su objetivo fue como el Distrito ganó uno de los apoyos que otorga la Fundación Blooomberg Philanthropies para proyectos de seguridad vial.

De acuerdo con Liliana Bohórquez Avendaño, directora de Seguridad Vial de la Secretaría de Movilidad, eligieron a Bogotá “porque vieron nuestro compromiso en mejorar la seguridad vial y tener el objetivo claro de no tolerar más muertos en accidentes. Lo importante es decirles a los bogotanos que, si bien estamos mejor que otras ciudades, hay una preocupación real por combatir este problema”. El convenio con la Fundación Bloomberg consiste en una asistencia técnica durante cinco años para desarrollar proyectos que redunden en la disminución del número de víctimas fatales. Este convenio trabajará en tres temas puntuales: seguridad vial en el sistema de transporte público; investigación sobre las causas de los accidentes para tomar acciones y ser referentes en la región, y mejoramiento de las campañas de comunicación alusivas al tema.

Panorama

De acuerdo con Bohórquez, el panorama de la capital no es tan complejo como algunos podrían creer. “La capital tiene una tasa promedio de 7,7 muertes en accidentes de tránsito por cada 100.000 habitantes, mientras que la tasa nacional es de 13,2 muertes y la de Latinoamérica de 16,1. Quiere decir que tenemos una de las cifras más bajas de la región, lo que demuestra que venimos haciendo un trabajo fuerte en temas de seguridad vial”.

Según la Secretaría de Movilidad, la zonas donde más muertes se presentan varían dependiendo del actor. Por ejemplo, para los peatones, la zona de la carrera 10ª entre calles 6ª y 17 es compleja, a pesar de tener semáforos cada 200 metros; para los ciclistas, la avenida Boyacá, en los sectores de Yomasa y Meissen; para los motociclistas, la Avenida NQS, y para los vehículos, la autopista Norte en horas de la madrugada.

En cuanto a las causas de los accidentes hay muchas variables: el comportamiento de los ciudadanos, la infraestructura, la señalización y el control de las autoridades de tránsito. En todas hay que trabajar para disminuir las estadísticas.

Para Bohórquez, la ciudad ha avanzado en entender que debe cambiar el modo de movilizarse y que existe un plan maestro de movilidad que busca desincentivar el uso del vehículo para promover medios alternativos, como la bicicleta. Sin embargo, dice que falta mucho en educación y formación alrededor de la seguridad vial. Trabajar la fiscalización en las vías con la Policía de Tránsito y la pacificación del tránsito en las vías locales y zonas residenciales, ya que cuando hay un accidente de tránsito a 30 km/h, la probabilidad de sobrevivir es casi del 80%, pero cuanto mayor sea esa velocidad la probabilidad disminuye.

“Tenemos que entender mejor que el diseño de las ciudades no debe estar enfocado en el vehículo, sino en el peatón y el ciclista como actores vulnerables. Debemos concientizar mejor a la ciudadanía en que el privilegio de la movilidad está en el peatón y no en el vehículo. Bogotá no está mal, pero nuestra meta es llegar a cero muertos en accidentes de tránsito. Sabemos que el error humano se presenta, pero tenemos que mirar la seguridad vial con un rechazo total de muertos y lesiones en accidentes”, concluyó la funcionaria.

 

 

jamarin@elespectador.com