Alerta de Contraloría de Bogotá por falta de personal y atención en comisarías de familia

Noticias destacadas de Bogotá

Después de varias visitas durante la semana pasada a las comisarías de cuatro localidades de la ciudad, esa entidad encontró situaciones alarmantes. La Secretaría de Integración Social, por su parte, asegura que ha garantizado el servicio de estas.

El ente de control de la ciudad encontró que en las comisarías hay poco personal de atención, escasez de insumos de dotación y represamiento de casos que se han puesto en conocimiento de estas entidades.

Las comisarías de familia son un organismo distrital, adscritos a la Secretaría de Integración Social, encargada de prevenir, garantizar, restablecer y reparar los derechos de las personas que sean víctimas de violencia intrafamiliar.

La Contraloría visitó las comisarías ubicadas en las localidades de Kennedy, Usaquén, Suba y Engativá, en donde encontró que en estas el número de funcionarios es de entre 9 y 12, una cantidad pequeña respecto al número de habitantes de esos sectores.

También encontró retrasos en la atención de casos de violencia intrafamiliar, así como de tutelas y derechos de petición, interpuestos desde 2017. Según la entidad, estas demoras se deben a la falta de personal, ya que, en algunos casos, no hay abogados ni digitadores para tomar los casos, y solo hay un profesional para atender todos los asuntos.

Por otra parte, el ente de control expresó su preocupación por la “alta rotación de contratistas que no cuentan con experiencia en temáticas de violencia intrafamiliar y demás temas álgidos de la Comisaría” y porque estas sedes no tienen estadísticas actualizadas sobre denuncias, solicitudes y procesos de restablecimiento de derechos.

Incluso, hay deficiencias en la recepción y revisión de correos electrónicos que, en varios casos, encontraron hasta 670 correos en cola. Finalmente, la Contraloría señaló que los equipos con los que trabajan los funcionarios de esas comisarías son pocos y obsoletos; y que la programación de citas se está tardando hasta dos semanas.

Xinia Navarro, secretaria de Integración Social de Bogotá, le dijo a El Espectador que en la semana del 5 al 9 de abril sostendrán una mesa técnica con la Contraloría para conocer la totalidad de los hallazgos y alertas sobre las comisarías. Sin embargo, rebatió lo expresado hasta ahora por el órgano de control respecto al capital humano, el estado de los equipos tecnológicos y la atención de denuncias.

“El trabajo en las comisarías de familia nunca ha parado, lo que sucede es que por la pandemia y las medidas de bioseguridad tuvimos que pasar de la atención presencial a la semipresencial y virtual”, pues algunos de los funcionarios están en teletrabajo por comorbilidades que representan riesgos si hay contagio por COVID-19. “Esperamos conocer a qué comisarías fueron y así saber si en esas estaban en trabajo desde casa”, aseguró.

Por otra parte, reconoció que los equipos de cómputo son obsoletos, pero dijo que están en proceso de modernización que “tiene que hacerse de manera paulatina, estamos en el proceso de hacer el cambio de equipos con el presupuesto con que contamos”.

Navarro reconoció que sí existe un “rezago histórico” en el andamiaje estatal en las entidades como las comisarías de familia, pero que desde la Secretaría se le ha hecho seguimiento a 163.139 mil trámites por violencia intrafamiliar y trámites de custodia, entre otros. Así mismo, dijo que “puedo garantizar que no hay tutelas ni derechos de petición vencidos, tenemos un tablero de seguimiento para hacer un seguimiento juicioso”.

“En este momento la contratación por prestación de servicios va en un 90 % y falta un 10 %, así garantizamos que se atiendan los requerimientos de la ciudadanía con personal de planta para cubrir esos procesos”, dijo.

Comparte en redes: