Así fue el plantón frente al colegio de Sergio Urrego

Trescientas personas, aproximadamente, asistieron al plantón que se realizó en las afueras del Colegio Gimnasio Castillo Campestre.

Karen Rodríguez/Elespectador.com

En el homenaje a Sergio Urrego, el estudiante del Gimnasio Castillo Campestre que se suicidó por supuestos actos de discriminación en el plantel educativo, se realizaron cantos, dibujos, letreros y mensajes alusivos al respeto por la diversidad de género. Sus excompañeras lo recordaron como una persona “expresiva, alegre y que defendía lo que creía”, pues además de ser “el fan número uno de Mafalda”, lo reconocían por ser inteligente y manifestar las cosas con las que no estaba de acuerdo o le parecían injustas.

Para las estudiantes la condición sexual de Sergio y su relación con el compañero de clases no era algo mal visto, ya que como dicen “siempre los aceptamos, nunca los discriminamos”. Sin embargo, expresan que cuando las directivas del colegio se dieron cuenta de que eran diferentes “tomaron todo a mal” y empezaron a decir que “ellos lo que tenían un problema”, por lo que recurrieron a realizarles “su procedimiento”, el cual era “citar a los padres para comentarles la situación y enviarlos a psicología”.

Pero este no es el primer caso de discriminación sexual que hay en la institución y por lo tanto tampoco fueron los primeros a los que se les aplico “el procedimiento”, pues, según comentan los asistentes, hace cuatro meses una estudiante fue retirada por la misma situación, manifiesta que “son vistos como si tuvieran una enfermedad, creen que es algo psicológico” y que les dicen que “esto no es normal entre la sociedad”.

Además, muchos de los estudiantes han comentado que su derecho a la libre expresión se ha visto coartado porque son juzgados por lo que creen o como se visten y consideran que la calidad de educación de la institución ha disminuido notablemente porque faltan profesores, “en nuestro curso hemos perdido más de cinco horas de clase”.

A este plantón asistieron, aproximadamente, trescientas personas con el fin de defender los derechos de todos los jóvenes que hacen parte del grupo LGBTI. En el escenario también hizo presencia Alba Reyes, mamá de Sergio Urrego, que reclamo la presencia de la rectora del Colegio Gimnasio Castillo Campestre, Amanda Castillo, para que hablara acerca de las dos muertes que habían ocurrido el año pasado y antepasado, al parecer por la misma razón.

516453

2014-09-13T00:19:53-05:00

article

2014-09-13T00:19:53-05:00

none

Redacción Bogotá

Bogotá

Así fue el plantón frente al colegio de Sergio Urrego

55

2428

2483

Temas relacionados