Bogotá busca consolidar un registro único de bicicletas

En conjunto con el Banco Mundial, la Secretaría de Movilidad implementará un modelo de registro con el fin de reducir el hurto de ciclas, combatir su venta ilegal y brindar información sobre su uso.

Archivo El Espectador

Para el segundo semestre de este año, la Secretaría de Movilidad espera comenzar con el censo de bicicletas en Bogotá. Esto con el fin de consolidar para el próximo año el Registro Único de Bicicleta y así lograr un decenso en los hurto de estas en la ciudad, facilitar la entrega de las ciclas recuperadas y brindar información relacionada con su buen uso. 

El programa, que se hace en alianza con el Banco Mundial, busca herramientas innovadoras para llevar a cabo el proceso. Por ello se tomó como ejemplo la aplicación 529 Garage, con la que, de acuerdo con el Secretario de Movilidad Juan Pablo Bocarejo, han logrado bajar en un 30 % los robos de bicicletas. 

Según Rob Brunt, policía de Vancouver que está en la ciudad valorando el programa, Bogotá tiene muchas más facilidades para la consolidación de un registro.“Está el Gobierno a bordo, la Policía, los ciudadanos, empresas de bicicletas. Deben definir pronto la implementación del registro. Nosotros en los dos primeros años registramos 60 mil bicicletas. Si ustedes lo hacen cada domingo en la Ciclovía pueden superar estas cifras en el primer año”.

La idea en Bogotá es implementar una aplicación en la cual se tenga el registro de la bicicleta, con información técnica, del dueño e imágenes que permitan su identificación. Además se les pondrá a las bicicletas una calcomanía de alta resistencia en la que irá el código de registro. "Son herramientas innovadoras para tener una información real de los dueños. Eso nos facilita que podamos devolvérsela a los dueños cundo las encontramos", dijo a Canal Capital Bocarejo. 

Pero allí no debe terminar todo el proceso, según J. Allard, fundador y CEO del proyecto 529 Garage, este debe ser un proyecto que además integre a la sociedad civil con los quienes venden las bicicletas. “El software y la calcomanía que se han implementado en otras ciudades son partes pequeñas del sistema. Debe existir una alianza entre la ciudad, los ciclistas y los negocios que venden bicicletas. No hay una solución que resuelva todo, es un trabajo difícil y lo importante es arrancar”.

Por ahora el Distrito prepara la integración de la nueva plataforma con la que pretenden reducir el número de hurtos, combatir su venta ilegal, facilitar la devolución de las ciclas recuperadas y los mecanismo de denuncia, mejorar la percepción de seguridad y dar información sobre el buen uso de este medio de transporte.