La licitación se abriría en agosto

Comenzó debate de vigencias futuras para el Hospital de Bosa, en Bogotá

La Secretaría de Salud solicitó un billón de pesos. El Distrito también solicitará vigencias futuras para la construcción de un Centro Administrativo Distrital (CAD) en Ciudad Bolívar.

Secretaría de Salud

La Comisión de Hacienda del Concejo de Bogotá comenzó los debates sobre la nueva petición de vigencias futuras, que hizo la Secretaría de Salud, para la construcción del nuevo Hospital de Bosa.  Se trata de un billón de pesos, que se solicitarían a 15 años, para garantizar el diseño final, la construcción, dotación y funcionamiento del nuevo centro hospitalario, que funcionará bajo la metodología de APP (Asociación Público – Privada), con personal de la Subred Sur Occidente.

En medio de la discusión surgieron diferentes interrogantes. María Clara Name (Partido Verde), por ejemplo,  le pidió a la Secretaría de Salud aclarar si era o no necesario un concepto de la Dirección Nacional de Planeación (DNP) para dicho trámite y uso de las vigencias futuras, ante la nueva reglamentación. Juan Carlos Flórez (ASI), por su parte,  pidió mayor claridad sobre en qué se invertirá el billón de pesos que están pidiendo. 

A las voces se sumó la de  María Fernanda Rojas (Partido Verde), quien  cuestionó la ubicación, pues  aseguró que el nuevo hospital estaría en un área aledaña al predio donde quedaría el patio taller del metro y del río Bogotá, terreno que hasta 2011 estuvo incluido en el mapa de riesgo del Idiger, por posible riesgo de inundación.  

 

Finalmente, la discusión se centró en preguntar por qué, si la secretaria de Hacienda dice cumplir todos los requisitos para hacer la petición   y cubrir las vigencias futuras para la construcción del centro asistencial, se piensa involucrar a un privado para operar algunos servicios. Para el concejal Manuel Sarmiento (Polo), esta es una obra pública que puede asumir el Distrito.

En su momento, Alfredo Rueda, gerente del Proyecto APP de la Secretaría de Salud, explicó a este diario que los privados, más allá de la construcción, se encargarán de la dotación de equipos y servicios de los nuevos centros asistenciales. Además, se encargarán del mantenimiento dentro del hospital y de prestar los servicios para el buen funcionamiento del centro asistencial, como la vigilancia, el aseo, el servicio de alimentación, ropería y lavandería, entre otros”.

Según el Distrito, en este lugar se atenderán a 411.149 afiliados del régimen subsidiado y habitantes de la localidad de Bosa, Kennedy, Puente Aranda y Fontibón que, por lo general, terminan en los centros médicos de El Tunal, La Victoria, Meissen y Kennedy. El nuevo hospital de 27.600 m², que se construirá en Ciudadela El Recreo, tendría 215 camas, así como se concentrará en la atención de mediana y alta complejidad de adultos mayores crónicos, con enfermedades cardiovasculares, renales, diabetes, Epoc y osteoartritis, entre otras.

Dentro del cronograma de la Secretaría de Salud se tiene previsto que en agosto se abriría la licitación para que en diciembre se firme el contrato y así, en 2022, comience a operar. Esta no es la primera solicitud de este tipo que hace la Secretaría de Salud. A finales del año pasado se hicieron dos solicitudes similares, en las que se comprometieron alrededor de $664.000 millones para la construcción del hospital de Usme y el complejo de Santa Clara, dentro del que se tiene prevista la reestructuración del antiguo San Juan de Dios.

 “Esta zona es quizás la que tiene el mayor déficit de camas en la red pública, pero este hospital junto a los nuevos hospitales y las ampliaciones de Kennedy y Meissen le darán 1.500 camas hospitalarias a la ciudad ante el déficit de 6.000 que hay actualmente”, señaló el secretario de Salud, Luis Gonzalo Morales.