Convocatorias: aliadas de la cultura en Bogotá

Noticias destacadas de Bogotá

El programa de estímulos distritales han ayudado a la escena cultural y en la pandemia han cobrado más protagonismo, fortaleciendo la creación ciudadana y generando procesos con aprendizajes y cambios.

Imagine que no puede ver durante 40 minutos. Sus percepciones se concentran en el tacto, el oído, el olfato y el gusto. Está con otras 20 personas en una habitación, en la que son atendidos por trabajadores que se mueven hábilmente en la oscuridad. Le sirven café y, al estar privado del que muchos consideran el sentido principal, lo disfruta de manera más intensa. Luego encienden las luces y descubre que todo el tiempo lo atendieron personas con discapacidad visual.

Este es el concepto de Café a Ciegas, un negocio en Bogotá que promueve la cultura alrededor del grano nacional, con el valor agregado de emplear a personas con discapacidad, demostrando que se puede resignificar esta palabra. Esa es la premisa que impulsó a José David Díaz, ciego de nacimiento, a crear esta empresa y a demostrar que quienes comparten su condición también pueden ser emprendedores y generar recursos.

Lea también: OportuniApps, herramientas para personas con discapacidad

Todo marchaba bien a principio de año, pero, como a muchos otros empresarios, la pandemia lo obligó a cerrar. Acepta que fueron momentos difíciles, pero la adversidad no lo amilanó. Repensó su negocio y creyó que podría migrar a la virtualidad. Fue así como aprovechó una convocatoria del Programa de Fomento de la Secretaría de Cultura, Recreación y Deporte (SCRD) para apalancar su idea, y ganó. Ahora espera que sus clientes vivan una experiencia similar, pero desde sus hogares.

Así como Díaz, muchos empresarios que le apuestan a la cultura en Bogotá se han beneficiado de estas convocatorias, las cuales se vienen ofreciendo desde el año 1993. Por casi tres décadas, estos recursos han financiado los sueños de músicos, actores, bailarines y demás artistas que le han apostado a hacer de la capital una ciudad con amplia oferta cultural, lo que evidencia el impacto de estas apuestas, en donde la evolución de la política cultural cumple un papel clave en el desarrollo del ciudadano.

Patricia Ariza, quien tiene el privilegio, pero también el reto de dirigir el Teatro La Candelaria, es otra de las personas que han sido parte de la historia de las convocatorias. En la que ganó este año, le apostó a reinventar su formato y migrar a la virtualidad. ¿El resultado? Su festival de teatro alternativo los disfrutaron casi 190 mil personas. Según declaraciones que le entregó a la SCRD, para ella lo digital ha conectado a los artistas con nuevos públicos. “Nos ha encerrado, pero nos ha señalado el camino para abrir otras puertas y comunicarnos con otros lenguajes”.

Le puede interesar: Patricia Ariza, a la cabeza del teatro alternativo

Y la historia sigue, pues la inversión en fomento viene creciendo desde el año 2012, pasando de $36.000 millones en ese cuatrienio a $62.000 millones en los últimos cuatro años. A pesar del impacto de la pandemia, las convocatorias no se vieron frenadas, pues, como lo explica la subsecretaria de Gobernanza de la SCRD, Pilar Ordóñez, solo en 2020 se han dispuesto de $40.000 millones para apoyar unas 200 iniciativas.

Suena contradictorio que en medio de un contexto económico complejo se inyecten más recursos en este sector. Pero esto ha permitido impulsar procesos creativos de los ciudadanos, crear sinergia e integración de conocimientos y en consolidar esta apuesta que busca impulsar desde la cultura, la recreación y el deporte un nuevo contrato social.

Le sugerimos leer: Artistas recurren a plataformas digitales para mantenerse a flote

Por lo menos así lo ve Juan Guillermo Mahecha, el director de Bastidor Teatro, casa cultural que se caracteriza por ofrecer escenas de improvisación teatral, quien asegura que las convocatorias son una herramienta para continuar con los procesos de creación y a su vez que es vital potenciar los procesos de apoyo que fomenten el interés de los ciudadanos. Con su forma pintoresca de hablar, la cual evidencia los años que lleva en las tablas, reconoce su agradecimiento por las convocatorias, pero cree que estas podrían mejorar en la exigencia de requisitos.

Además, propone y considera importante brindar una enseñanza en las escuelas de formación para presentar proyectos, que a su vez apalanquen este desarrollo de fomento. A las ideas que buscan perfeccionar este proceso se suman las del propietario de Café a Ciegas, quien considera necesario el fortalecimiento y acceso en los portales para personas con discapacidad visual en los procesos de postulación.

La subsecretaria de Gobernanza no desconoce estas realidades y asegura que se deben simplificar los trámites en las convocatorias, entre otros ajustes, que mejorarían su acceso en la ciudad. Es por eso que una de sus apuestas será trabajar cerca de quienes hacen cultura, de personas como Díaz, que manifiesten sus reparos y propongan mejoras. En eso se ha logrado avanzar, pues este año hicieron una alianza con 10 localidades para canalizar recursos. Allí se asignaron $12.000 millones y hoy solo Fontibón tiene disponibilidad hasta el 7 de diciembre.

El panorama podría mejorar más, pues la subsecretaria reveló que el Tanque de Pensamiento de la Secretaría aconsejó que la ciudad debe tener una política pública de cultura, para lo cual esta semana comenzará un proceso y durante tres semanas se abrirá un diálogo entre el sector y la entidad para evaluar cómo sería la apuesta, la cual definiría una hoja de ruta para los próximos 30 años.

Por lo pronto, como lo explica Mahecha, muchos artistas podrían considerarse héroes, pues son como los balseros que enfrentan al mar, con sus tormentas y tiburones, para evitar que la cultura se ahogue en el país. Para ellos, las convocatorias han sido importantes herramientas de desarrollo para los bogotanos y la ciudad.

Los cuatro pilares que promueven la cultura en la ciudad

El programa de Fomento ayuda al desarrollo y fortalecimiento de la cultura en Bogotá. Este se encuentra conformado por cuatro pilares, mediante los cuales se busca abarcar, de una forma amplia, las necesidades del sector en la ciudad.

El primero es el Programa Distrital de Estímulos, el cual promueve convocatorias que apalanquen proyectos relevantes para el arte, la cultura y el patrimonio. El segundo es el Programa Distrital de Apoyos Concertados, que apoya la realización de proyectos acordes con el PDD vigente y enfocados en el fomento de los elementos mencionados.

El tercero es el Programa Distrital de Alianzas Estratégicas, que promueve la implementación de proyectos de origen público o mixtos, acordes con el PDD vigente, en alianza con un privado sin ánimo de lucro dedicado al sector cultural. El cuarto es el Programa de Fortalecimiento a los Agentes del Sector, que aporta a la equidad social y la diversidad cultural.

Comparte en redes: