Cundinamarca estrena parque natural destinado a conservación del oso andino

El Parque Natural Regional Vista Hermosa Monquentiva, ubicado en el municipio de Guatavita, favorecerá también la protección del agua y otras especies.

CAR Cundinamarca

No es solo la caza indiscriminada. Actualmente, el oso andino tiene un alto riesgo de desaparición ante la pérdida de su hábitat natural, provocada por la tala de bosques y el cambio climático. Buscando la conservación de esta especie, en Cundinamarca fue creado un nuevo parque natural regional destinado a su cuidado y protección.

Se trata de 4.282 hectáreas, principalmente de páramo, que hacen parte del nuevo Parque Natural Regional Vista Hermosa Monquentiva, ubicado en el municipio de Guatavita. Este entorno, ideado también para la protección del agua y especies emblemáticas, fue declarado por la Corporación Autónoma Regional de Cundinamarca (CAR).

“(El territorio protegido abarca) una zona de páramo, ecosistema altamente singular y vulnerable a los efectos del cambio climático y con alto valor para la conservación por la prestación de bienes y servicios ecosistémicos como la regulación y producción de agua de las cuencas de Bogotá́, Guavio y Sisga”, aseguró la autoridad ambiental.

El área del nuevo parque presenta una alta biodiversidad propia de la alta montaña, caracterizada por especies endémicas, amenazadas y migratorias. Según Camilo Bello, director técnico de la Dirección de Gestión del Ordenamiento Ambiental y Territorial de la CAR, con la declaratoria como área protegida, se puede empezar a trabajar en el Plan de Manejo Ambiental.

“El Plan nos permitirá organizar el territorio, tener zonas específicas para conservar el oso andino una especie vulnerable principalmente porque tiene una distribución amplia, pero sus poblaciones están bastante amenazadas”, aseguró el funcionario.

Adicionalmente, se continuará con el proceso de recuperación natural de ecosistemas degradados; limitar el desarrollo de actividades productivas como la agricultura, la ganadería y la minería y se realizarán actividades de recreación que no alteren el ecosistema.