Defensores de Peñalosa inscriben comité para revocarlo

La Fundación Azul Bogotá consiguió de la Registraduría el aval para un nuevo comité revocatorio. Lo hicieron para demostrar el poco filtro que hay en la entidad a la hora de tramitar este tipo de solicitudes. El CNE debate un proyecto para reforzar los requisitos.

Los defensores del alcalde Enrique Peñalosa inscribieron el 28 de abril ante la Registraduría Distrital un nuevo comité para revocarlo: Salvemos a Bogotá. La persona detrás de este nuevo movimiento es José Fernando Flórez, uno de los directivos de Azul Bogotá, una fundación creada para hacerles contrapeso político a opositores de la administración y los promotores de la revocatoria.

Parece una broma pensar que los más fieles escuderos del alcalde hayan cambiado de bando y ahora pretendan sacarlo del Palacio del Liévano. Pues bien, sí lo es. A pesar de estar avalados por la Registraduría con la resolución 0322 del 2017, la verdadera intención de Azul Bogotá es demostrar la poca exigencia de la entidad a la hora de aceptar los procesos de revocatoria en el país.

Los promotores de este nuevo comité revocatorio presentaron una exposición de motivos que, evidentemente, no se le pueden achacar al alcalde de Bogotá: no haber colonizado marte, ser el culpable del calentamiento global, subirles el sueldo a los congresistas, acabar con el programa Más Familias en Acción y reducción de los recursos destinados a aliviar la situación de pobreza de los niños del Chocó, entre otros. Con estas razones, la Registraduría aceptó la solicitud y el comité, si lo deseara, podría continuar en la etapa de “elaboración de formulario de recolección de apoyos”.

Andrés Villamizar, director de Azul Bogotá, indicó que este experimento, que algunos han calificado como una burla a los mecanismos de participación, demostró lo fácil que es inscribir un comité revocatorio sustentado en mentiras. Asimismo, aclaró que no iniciarán la recolección de firmas y que este proceso no es más que un experimento.

“Todos los puntos que le presentamos son mentiras que circulan en las redes sociales para promover la revocatoria del alcalde Peñalosa. Nosotros las reunimos en un documento, la presentamos ante la Registraduría, y para nuestra sorpresa las aceptaron. Es necesario que se revise este mecanismo de participación para que cumpla su verdadera función”, indicó Villamizar.

El comité Salvemos a Bogotá, con su exposición de motivos falsos, se creó en medio del debate generado por la posible firma de una nueva resolución del Consejo Nacional Electoral (CNE), que fortalecería los requisitos que deben cumplir los promotores interesados en iniciar un proceso de revocatoria en el país.

Según conoció El Espectador, la sala plena del CNE avanza en la revisión de este proyecto que cobija los 101 procesos que se adelantan en el país. Según el borrador, los comités deben entregar pruebas que demuestren que el mandatario efectivamente está incumpliendo su programa de gobierno y argumentar las razones que sustenten la insatisfacción generalizada de la ciudadanía. (Lea aquí: El salvavidas a Peñalosa frente al proceso de revocatoria)

Además, el documento agrega que antes de que la Registraduría avale con resolución cualquier comité de revocatoria, se deben remitir al CNE las pruebas aportadas por los promotores para verificar si cumplen las normas constitucionales. El CNE tendrá un plazo no mayor a 15 días hábiles para pronunciarse.

Así las cosas, la decisión del CNE, en teoría, podría impedir que los promotores logren el aval de la Registraduría apoyándose en motivos falsos o sin fundamento como los presentados por José Fernando Flórez en el experimento de la Fundación Azul Bogotá. La resolución será debatida durante los próximos días y, una vez se tome una determinación, la entidad iniciará la revisión de cada uno de los procesos que se realizan en el país.  

 

últimas noticias