Comunidad de Bojayá le da el último adiós a las víctimas de la masacre de 2002

hace 34 mins

La discusión por la vivienda

El ministro de Vivienda dijo que se agilizarán planes en zonas como Usme y Ciudad Bolívar.

La administración distrital asegura que ya ha comenzado obras de urbanismo para 10.802 viviendas de interés prioritario. / Secretaría de Hábitat

El Gobierno Nacional mostró cuáles serán sus cartas para acelerar la ejecución de vivienda en la capital, que desde que el exalcalde Gustavo Petro llegó a la administración, fue uno de los temas que más polémica generaron entre los gremios del sector. El ministro de Vivienda, Luis Felipe Henao, dijo ayer que las propuestas para la capital son disminuir el déficit de vivienda para los más pobres en la ciudad y fortalecer la venta de agua en bloque a los municipios de la sabana. Un enfoque que ya muestra su diferencia con la idea de evitar la expansión, a la que le apostó el exalcalde Gustavo Petro.
Luego de que el presidente Juan Manuel Santos anunciara que en el sector vivienda se deben tomar “decisiones rápidas”, el ministro de Vivienda criticó nuevamente el panorama del sector en la ciudad, especialmente porque, a su juicio, no hay oferta para construir vivienda de interés prioritario en Bogotá (aquella destinada a los más pobres). Por ello, aseguró que lo primero que se tiene que conformar es un equipo especial para que avance con 25 planes parciales que están haciendo cola durante las últimas tres administraciones. Según Henao, suman 1.270 hectáreas y algunos están en zonas como Ciudad Bolívar.

El anuncio de consolidar la construcción en zonas de la periferia de la capital llamó la atención de los secretarios del gabinete distrital, como la de Hábitat, María Mercedes Maldonado, y el de Planeación, Gerardo Ardila, para quienes ya se empieza a trazar una tendencia por el modelo de expansión de la ciudad. En palabras de Ardila, “en este momento estamos poniendo en juego la estabilidad del futuro de la ciudad y volviendo a prácticas que habíamos abandonando”. A Maldonado le preocupa que se quiera enviar a los pobres a municipios lejanos como Soacha o Mosquera.

Los planes de Henao reabren el debate sobre el desarrollo de la capital hacia la periferia, luego de que la administración Petro se enfocara en un modelo de crecimiento en altura, principalmente en el centro ampliado. Una discusión en la que hay tanto de largo como de ancho. Según el ministro, “el año pasado no se sacó una sola licencia para VIP en Bogotá” y no conoce información del Distrito respecto a sus avances, como lo resaltó a El Espectador. Pero otra es la versión de la administración petrista, que ha dicho que tiene 26 proyectos de VIP con licencia de urbanismo y otros 8 en trámite de conseguirla. Información que la secretaria Maldonado le envió al ministro en una comunicación, que conoció este diario, con fecha del 12 de marzo.

Uno de los proyectos que mencionó ayer Santos fue reactivar “10 mil viviendas en la localidad de Usme que estaban paralizadas”. No obstante, este programa se había definido en el Plan de Ordenamiento Territorial, pues la administración Petro estableció que era viable construir en el polígono llamado Tres Quebradas, pero en el resto de los polígonos de Usme la norma determina que hay que preservarlos”, dijo Ardila.

En cuanto a la venta de agua en bloque, ya en abril de 2013 el gerente del Acueducto, Alberto Merlano, había dado el sí al llegar a acuerdos específicos con el gobernador de Cundinamarca, Álvaro Cruz. De manera que en realidad se trata de planes que ya venían siguiendo un cronograma y no se trata de una reactivación.

Lo que será clave es la forma en que se haga la venta del agua en bloque para proveer los proyectos urbanísticos en la sabana. Según Henao, se hará responsablemente con los alcaldes municipales. La preocupación no es poca para el futuro del recurso hídrico de la región, pues el Gobierno hace apenas dos meses redujo la Reserva Forestal de la Cuenca Alta del Río Bogotá, con lo que está en juego el futuro del líquido, que depende de un buen ordenamiento, como lo dijo en su momento Brigitte Baptiste, directora del Instituto Humboldt.

El debate del modelo expansivo

El ministro de Vivienda, Luis Felipe Henao, asegura que la ciudad ya estaba viviendo un desarrollo de construcción en regiones de la sabana y hacia la periferia. Dijo a este diario que muestra de ello es el proyecto Campo Verde (ubicado en Bosa), que finalmente el Distrito decidió desarrollar pese a que en un comienzo se había resistido por el riesgo de inundaciones, como las de diciembre de 2011. Sin embargo, la secretaria de Hábitat, María Mercedes Maldonado, explica que allí, “de 89 hectáreas, sólo se autorizaron 19 para desarrollar. Lo demás se volvió parque de protección por riesgo”. Con esto, la administración distrital lo que quiso fue reducir la expansión de la periferia.

Henao no se explica por qué la administración acabó de aprobar un plan parcial en Bosa, junto a Campo Verde, si su enfoque es evitar estos desarrollos en los bordes. Al respecto, Maldonado dijo que el otro proyecto en esta zona es Villa Karen, que fue iniciado por el exalcalde Enrique Peñalosa y está en suelo consolidado (donde ya se ha urbanizado).

 

[email protected]

@VeronicaTellez

 

482992

2014-03-25T23:18:37-05:00

article

2014-03-25T23:44:47-05:00

none

Verónica Téllez Oliveros

Bogotá

La discusión por la vivienda

29

5148

5177