Distrito busca construir un centro de comando de control y vigilancia para Bogotá

Según los primeros cálculos, el proyecto costaría entre 60 y 80 millones de dólares.

Referencia / Archivo EFE.

La cumbre de seguridad que se llevó a cabo la semana pasada en Bogotá liderada por el presidente de la República, Juan Manuel Santos, y el alcalde Mayor de Bogotá, Enrique Peñalosa, además de las cúpulas del Ejército y Policía Nacional, dejó como gran preocupación, por parte de Santos, la falta de cámaras de vigilancia en la capital del país.

Según la conclusión a la que se llegó en el encuentro, Bogotá actualmente cuenta con 237 cámaras de seguridad funcionando, de las más de 500 que se encuentran instaladas, puesto que muchas son obsoletas o están dañadas, como denunció el secretario de Gobierno, Miguel Uribe Turbay, quien aseguró que hay 263 cámaras deterioradas.

“En ciudades como Londres hay miles de cientos de cámaras y ciudades como Cali o Villavicencio tienen más de 500 cámaras funcionando. Bogotá tiene que alcanzar un nivel óptimo y los ministerios del Interior y de las Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (TIC) están dispuestos a colaborar en esta transformación tecnológica”, aseguró Miguel Uribe en declaraciones recogidas por Caracol Radio.

Según el secretario de Gobierno, uno de los propósitos de la Administración Distrital es construir para Bogotá un centro de comando y control, con el que entrarían a funcionar nuevas cámaras en las localidades de la ciudad, además de articular las que ya funcionan, incluyendo las que tienen instaladas empresas privadas y personas.

“Se buscará promover la instalación de cámaras en buena parte de las localidades. Está comprobado que las cámaras disuaden a los delincuentes y permiten capturarlos. Son una herramienta fundamental para la Fiscalía, la Policía y la Administración Distrital”, agregó Uribe.

Sobre el avance del proyecto, el Distrito indicó que adelanta un estudio detallado sobre la instalación del centro de comando, que será entregado en las próximas. Según los primeros cálculos, el proyecto, que está siendo estructurado por el –momentáneamente- subsecretario de Seguridad, Daniel Mejía, costaría entre 60 y 80 millones de dólares.