En el Buen Pastor hay cinco médicos para atender 1.500 internas

La Personería de Bogotá denunció otras presuntas irregularidades al interior del penal, entre ellas, falencias en la manipulación de alimentos.

EFE

La Personería de Bogotá alertó sobre presuntas irregularidades en materia jurídica, alimentaria y médica al interior de la cárcel Buen Pastor de Bogotá. Entre ellas destacó falencias en la atención médica a las internas y problemas en la manipulación de alimentos. (LEA: Cárceles, Uris y estaciones de Policía: con la capacidad desbordada)

En materia de salud, alertó sobre el hecho de que el penal cuente con solo cinco médicos para atender a 1.800 reclusas en ocho consultorios: dos en la mañana, dos en la tarde y uno en la noche.

Al verificar los espacios de atención, el ente de control advirtió que carecen de instrumentos y dotaciones médicas necesarios para atención a pacientes, sin discriminar la gravedad, tipo de patología o enfermedad infectocontagiosa.

Cuenta con cuenta con dos odontólogos y una higienista dental, quienes al parecer utilizan con instrumentos en mal estado y en una sola unidad de servicio. En algunas ocasiones, incluso, los odontólogos deben llevar sus insumos de trabajo.

Al interior del Buen Pastor fueron detectados 18 madres gestantes, quienes solicitaron mejor atención médica pre y post parto.

De otro lado, se evidenció que continúa disparada la venta y consumo de alucinógenos entre las internas. Esta situación podría afectar madres gestantes y lactantes, con las consecuencias de salubridad que implican, especialmente para los niños. (LEA: Por problemas de higiene sellan restaurante de cárcel El Buen Pastor en Bogotá)

Respecto al suministro de alimentos, la Personería encontró fallas en la infraestructura física, indebida manipulación de los alimentos, algunos tubérculos en estado de descomposición y utensilios deteriorados.

Otro dato que llamó la atención del ente de control está relacionado con que la Oficina de Investigaciones internas tramitó 79 expedientes disciplinarios en contra de particulares que visitan el penal. Entre ellas encontró diligencias de versión libre, edictos y autos de apertura, “lo que constituye grave irregularidad, al aplicar reglamentos internos y la ley disciplinaria a particulares de forma arbitraria”. (LEA: Llamadas desde la prisión: negocio multimillonario)

El ente de control les exigió a las autoridades penitenciarias para tomar medidas que respeten los derechos de las personas privadas de la libertad.

***

Si quiere conocer más sobre lo que pasa en Bogotá, lo invitamos a seguir nuestra página en Facebook:

 

 

 

últimas noticias

Rescatan "mono aullador" en Bogotá

A ahorrar gas mientras se supera la crisis