Habitantes de calle, arrastrados por corriente de agua en caño de la calle Sexta en Bogotá

En medio de la emergencia, una mujer fue arrollada por un carro y esto desató la furia de los habitantes de calle.

El Espectador / Óscar Pérez

Es compleja la situación que se vive en el centro de Bogotá a causa de la segregación de habitantes de calle en distintos puntos de la ciudad tras la intervención del Bronx, el pasado mes de mayo. Esta población llegó a los barrios de la Estanzuela, Mártires y Santa Fe, de donde también fueron sacados este miércoles por la Policía luego de las quejas de comerciantes que alegaban inseguridad y amenazas.

Razón por la que al menos 400 habitantes de calle se concentraron en un caño, ubicado en la calle sexta con carrera 30, en el sector de Puente Aranda. Piden detener la persecución contra ellos. (Vea las imágenes)

Lastimosamente, a este problema se sumaron las fuertes lluvias que se presentaron en la madrugada de este jueves y que causaron el avivamiento de la creciente de la quebrada Comuneros que pasa por este caño. Las aguas sorprendieron a los habitantes de calle cuando dormían debajo del puente y fue allí cuando se presentó la emergencia.

En cuestión de minutos el lugar se inundó y tuvieron que salir corriendo. Al menos 40 de ellos fueron arrastrados por las lluvias. Bomberos, policías y hasta taxistas que estaban en la zona intentaron ayudar a estas personas a salir del caño pero casi que fue imposible.

En medio del rescate, habitantes de calle se atravesaron sobre la calle sexta y uno de ellos, una mujer, fue arrollada por un vehículo particular que huyó del lugar. Este accidente despertó aún más la indignación de los habitantes de calle, quienes atacaron a los médicos de la Secretaría de Salud que llegaron a atender el caso y además la emprendieron contra el equipo del ‘Ojo de la Noche’ de Noticias Caracol.

El periodista Edward Porras informó que un grupo de hombres armados con armas blancas los atacaron cuando intentaban prestar ayuda a la mujer y les hurtaron sus pertenencias, celulares, relojes, billeteras entre otros. Denuncia que en el lugar no había presencia de policías para socorrerlos.

Sin embargo, apartado de este hecho, decenas de habitantes de calle piden ayuda del Gobierno aunque muchos se niegan a aceptar la ayuda que el Distrito ofrece. Los grupos de Contacto Activo, de la Secretaría de Integración Social, a diario abordan a estas personas para convencerlos de ir a hogares de paso y rehabilitarse. Adicción a las drogas, es la principal razón que lo impide. (Vea imágenes de cómo transcurre traslado voluntario de habitantes de calle a hogares de paso)

Temas relacionados