Lo que hallaron las autoridades en Cinco Huecos y el San Bernardo

Durante el operativo simultáneo se encontraron una bodega de licor para envasar, vehículos y motos hurtados, máquinas tragamonedas, entre otros elementos. 364 habitantes de calle han sido atendidos por el Distrito en sus centros de apoyo.

Foto: Gustavo Torrijos
Foto: Gustavo Torrijos

Doce personas capturadas por tráfico de estupefacientes, hurto agravado y porte ilegal de armas; una bodega donde se procesaba y se envasaba licor adulterado, sobre todo whisky; dos vehículos y una moto hurtados; 1.000 gramos de marihuana y 500 de bazuco fueron los principales hallazgos del operativo que adelantó la Sijín y entidades del Distrito en el sector de Cinco Huecos (carrera 19 con calle 12), que desde 2008 se había convertido en sitio de habitantes de calle y expendio de drogas. 

En el barrio San Bernardo, que también era una olla madre en la ciudad, se realizaron cuatro capturas (una orden judicial y tres en flagrancia), dos demoliciones y 12 máquinas tragamonedas.(Vea las imágenes del desalojo de habitantes de calle en los sectores de Cinco Huecos y el San Bernardo)

El alambique y la bodega de almacenamiento de botellas de licor, en Cinco Huecos, funcionaba en el segundo piso de un parqueadero. El intendente Díaz, de la Sijín, explica que allí se incautaron unas 1.500 botellas listas para vender. También insumos para su fabricación y productos no terminados, en los que se veían sellos de tapas forzados.

“Los habitantes de calle suministraban los envases a estas personas y allá los llenaban a través de tamices. Esas sustancias podían provocar pérdida de la visión y de la locomoción”, dice Díaz. En la intervención del lugar no se realizó ninguna captura.

El Coronel Douglas Restrepo, jefe de la Sijín de Bogotá, por su parte, dice que en ese sector había negocios legales, como un lavadero de autos, que quebró porque los habitantes de calle bloquearon el acceso a la zona.

También que los estudiantes del colegio Agustín Nieto Caballero —ubicado al respaldo de la calle desalojada— recibían droga de los habitantes de calle por medio de los muros. “Se mantendrá un dispositivo policial que impedirá el ingreso de habitantes de calle al sector”, sostiene Restrepo.

Atención a habitantes de calle tras los operativos

Colchones sucios, carretas, llantas, costales: Cinco Huecos y San Bernardo eran pequeñas réplicas del Bronx. Uno a uno, en fila india, unos 500 indigentes desalojaron esas calles con serenidad, resignados. Algunas de estas personas fueron trasladadas, a través de vans y camiones de la Policía, a los centro de acogida del Distrito, donde recibirán alimentación, apoyo psicosocial, podrán pasar la noche y tendrán la oportunidad de iniciar su proceso de rehabilitación. Otros fueron conducidos a la UPJ por sus antecedentes penales.

La Secretaría de Integración Social anunció que ha atendido en sus centros de atención a 364 personas, que vivían en esos sectores.

De acuerdo con el Idipron, 275 personas mayores de 22 años fueron trasladadas al Hogar de Paso. Otros 89 ciudadanos entre 18 y 28 años aceptaron ser llevados al Centro Oasis en la localidad de Puente Aranda.