Incautan 40 animales marinos en Atlantis Plaza, al norte de Bogotá

La denuncia la realizó un ciudadano, quien en sus redes sociales informó que un tiburón estaba encerrado en un pequeño recipiente en ese centro comercial.

En el operativo se hallaron peces payasos, cardenales, mandarines o dragones (procedentes de Indonesia).Secretaría de Ambiente

Con un mensaje en Twitter, Camilo Prieto, integrante del Movimiento Ambientalista Colombiano, puso en alerta este domingo a las autoridades distritales por el supuesto maltrato a un pequeño tiburón bambú que se encontraba encerrado en un recipiente en el centro comercial Atlantis Plaza, al norte de Bogotá.

Las reacciones en la red social no se hicieron esperar y, como consecuencia de la indignación ciudadana, la Secretaría de Ambiente, la Gerencia de Protección Animal y la Alcaldía de Chapinero realizaron este lunes un operativo de control para verificar las condiciones del animal. Y aunque solo pensaban averiguar por el tiburón, al final de la tarde las autoridades incautaron 40 animales marinos “por la tenencia ilegal y exhibición de fauna silvestre”.

Entre las especies recuperadas hay peces cirujanos, payasos, cardenales, mandarines o dragones (procedentes de Indonesia), así como  camarones limpiadores, corales, anémonas, cangrejos y una estrella de mar, entre otros. Además se encontró un aproximado de 50 kilogramos de coral muerto. Y aunque el tiburón fue el principal motivo del operativo, el animal ya no se encontraba allí.

La Secretaría de Ambiente notificó que trasladará estos animales al Centro de Recepción y Rehabilitación de Flora y Fauna Silvestre, “donde veterinarios, biólogos y zootecnistas implementarán los protocolos pertinentes para determinar las condiciones de ingreso”.

Ahora la autoridad ambiental iniciará la investigación para determinar la responsabilidad de los presuntos infractores y aplicar las sanciones correspondientes, que podrían ser hasta de $3.500 millones.

Sobre el hecho, el centro comercial publicó un mensaje en su cuenta de Twitter en el que explica que se trata de un tiburón bambú que nació en el acuario el pasado 28 de diciembre. Agregó que para ayudarlo en su proceso de crecimiento, “uno de los mecanismos era introducirlo en una incubadora y hacer más fácil su alimentación”.

Sin embargo, El Espectador se comunicó con el creador del acuario, quien prefirió que no reveláramos su nombre, para que nos explicara en detalle sobre la crianza del animal. El hombre aseguró que conoce cómo funciona el mantenimiento de estas espacies, pero aclaró que sólo es administrador de empresas y que su experiencia es producto de viajes y de ver documentales en televisión.

Ante la pregunta de si es legal tener estos animales silvestres en una pecera de la ciudad, respondió que “no está permitido, pero tampoco está prohibido”. Aclaró que él solo construyó el acuario y que los animales fueron entregados por el centro comercial. “Yo solo ofrecí una asesoría de cómo mantener el acuario”, agregó, aunque no tuvo la supervisión de un experto en estas especies.

Atlantis Plaza se comprometió a entregar el animal a un centro de cuidado: “Hemos decidido extraerlo de nuestro acuario y enviarlo a uno especializado en el que podrá ser alimentado de manera individual”.

Temas relacionados