El hombre que dejó de vivir en alcantarilla en medio de pandemia en Bogotá

Noticias destacadas de Bogotá

Roberto Martínez llevaba 13 años viviendo en una de las redes de alcantarillado del Acueducto de Bogotá, hasta que funcionarios del Distrito, conocidos como “Ángeles de calle” lo ayudaron a tener mejores condiciones de vida.

Roberto Antonio Martínez Lozano, un hombre de 72 años, llevaba 13 años viviendo en una de las redes de alcantarillado del Acueducto de Bogotá, ubicado cerca del Parque Simón Bolívar, el más grande de la capital. Pero fue encontrado por los “Ángeles de calle”, funcionarios del Distrito que lo sacaron de allí y les brindaron mejores condiciones de vida.

“Tuve la mejor sorpresa de mi vida cuando se me acercaron unos muchachos vestidos de blanco, como unos ‘ángeles’, y sentí una energía muy bonita. Ellos me hablaron de que tenían para mí un lugar con comida y techo dignos. Ni lo dudé y de inmediato acepté”, comenzó su relato Martínez.

Fue entonces cuando los funcionarios del Distrito lo llevaron, inicialmente, al Hospital de Chapinero, para que el personal de salud lo revisara. Después de realizar las valoraciones correspondientes, el parte médico indicó que Martínez se encontraba en buen estado de salud.

>>>Lea: Realizan jornada de traslado a hogares de paso para personas asentadas en separador de Av. Américas

Posteriormente le realizaron la prueba de COVID -19 para descartar la posibilidad de que fuera portador del virus. Y después fue remitido al Centro Día Noche Restrepo 2 de la Secretaría de Integración Social, en el que actualmente se encuentran 50 personas refugiadas y que cuenta con todas las medidas de bioseguridad.

“Yo soy hijo de habitante de calle y fue lo que heredé. Hoy siento que la vida me premió y me dio lo que siempre pedí: vivir mejor. Estoy muy contento porque sé que voy para un hogar rodeado del cariño de las personas”, dijo.

Camila Bahamón, promotora social de adultez, el rescate del hombre fue gratificante. “Es un reconocimiento a nuestra labor. Los ciudadanos habitantes de calle no siempre aceptan nuestra oferta de servicios. Estoy satisfecha porque diariamente estamos ayudando con la resignificación de los derechos de las personas que carecen de un techo. Estoy muy feliz, es un logro frente a nuestros esfuerzos diarios recorriendo cerca de 10 kilómetros, para que personas como don Roberto acepten la oferta institucional”, dijo.

Ahora Roberto Martínez cuenta con un refugio digno, en el que le brindan lo necesario para vivir y es atendido por personal capacitado. Además, tendrá que mantener una cuarentena estricta debido a la emergencia del COVID -19, para poder salvaguardar su salud y la de las otras personas que residen en el lugar.

Comparte en redes:

 

Temas Relacionados

Bogotánoticias de Bogotá
Te contamos que estamos trabajando en nuestra plataforma tecnológica para que sea más fácil de disfrutar, por eso no podrás hacer comentarios en los artículos. Estarán activos próximamente. Gracias por tu comprensión.