Prorrogarán emergencia sanitaria en Bogotá por crisis de servicios de urgencias

La medida, adoptada en febrero pasado, permitió reducir el hacinamiento en las salas urgencias de cuatro de los 22 hospitales distritales en el primer semestre.

Archivo

Por cuenta del hacinamiento que se registra a diario en las salas de urgencias de la Red Pública de clínicas y hospitales de Bogotá –que puede ascender hasta al 250% en un fin de semana– la Administración Distrital anunció este jueves que extenderá la declaratoria de emergencia sanitaria. (Lea: Hacinamiento en salas de urgencias de Bogotá asciende al 250%)

La declaratoria, adoptada en febrero pasado por un periodo de seis meses, será prorrogada por otros seis con el objetivo de que las entidades del Distrito puedan tomar medidas urgentes para ponerle fin a la crisis. (Lea: Declaran emergencia sanitaria en Bogotá por crisis de servicios de urgencias) 

Paralelamente, la Administración reportó una reducción del 30% en la tasa de sobreocupación en cuatro de los 22 centros hospitalarios de la ciudad durante el primer semestre del año. Se trata de las unidades de urgencias de los hospitales de Kennedy, Engativá, El Tunal y Simón Bolívar.

De acuerdo con el alcalde Enrique Peñalosa, la reducción en estos cuatro centros obedece a la declaratoria de emergencia sanitaria, así como a la determinación del Concejo de Bogotá, que aprobó la reestructuración de los 22 hospitales en cuatro redes hospitalarias.

“Estas reformas se traducen en una mejor gerencia, mejor aprovechamiento de los recursos, mejores controles y un mejor servicio para los ciudadanos. Esta mejora radical en urgencias es parte de las grandes transformaciones que estamos haciendo para mejorar la atención en salud”, explicó el alcalde.

Con la reestructuración de los hospitales, según la Administración, se han reducido también los trámites que un usuario tiene que cumplir para acceder a un servicio, “pues al ser la red una sola institución con hospitales de todos los niveles de complejidad y con todos los servicios, se disminuyeron las autorizaciones y remisiones para acceder a ellos”.

El Distrito aseguró que, entre otras, también han aumentado los puntos de atención al usuario en Capital Salud; se han ahorrado en gastos de administración en las redes hospitalarias más de $2.000 millones mensuales; se contrató un nuevo proveedor de medicamentos de Capital Salud y a finales de agosto se pondrá en funcionamiento el Instituto Distrital de Ciencia Biotecnología e Innovación en Salud (IDCBIS) y la Unidad de Apoyo Logístico.

Según estadísticas de la Secretaría Distrital de Salud, en Bogotá hay 96 servicios de urgencia habilitados, destinados a atender de forma inmediata a pacientes con eventual riesgo de muerte o secuela grave. Sin embargo, en la Red Pública de clínicas y hospitales de la ciudad se registra una tasa de sobreocupación del 250%.

Entre otras, la Administración Distrital atribuye este fenómeno a un uso inadecuado de los denominados servicios de alta complejidad; es decir, que alguien acuda a un centro médico aduciendo una urgencia de atención inmediata, cuando su dolencia puede ser atendida de manera progresiva.

De los 96 servicios de urgencia habilitados en el Distrito, 55 están distribuidos en la Red Privada y 41 en la Red Pública, que han reportado una sobreocupación casi permanente que asciende al 300% en la primera rama y 250% en la red pública.

Para el próximo cuatrienio, el Distrito tiene previstos recursos por el orden de los $13,5 billones para el sector salud, “la más alta en la historia de Bogotá” según Peñalosa.

 

últimas noticias