Trabajo infantil en Bogotá, una problemática que afecta a 106.000 menores

Las localidades más afectadas por este flagelo son Kennedy, Bosa, Santa Fe, San Cristóbal, Ciudad Bolívar, Usme y Engativá. Distrito destaca que, entre 2015 y 2016, logró reducir del 9,4 a 6,8 % la tasa de trabajo infantil en la capital.

123rf

Según cifras del Departamento Administrativo Nacional de Estadística (DANE), en Bogotá la tasa de trabajo infantil se sitúa en el 6,8 %, lo que corresponde a cerca de 106.163 niñas, niños y adolescentes, quienes realizan todo tipo de actividades de índole laboral que pueden comprometer su desarrollo personal, académico y familiar.

Aunque se trata de una cifra alta que no deja de preocupar a las autoridades, este lunes la Secretaría de Integración Distrital destacó que el trabajo infantil ampliado –es decir, el que abarca también ciertas actividades que se realizan en el seno del hogar– pasó de 9,4 a 6,8 %: lo que implica que 39 mil menores ya no se encuentran en esta situación.

“Este resultado se debe a la apuesta de la actual administración, que ha concentrado todos los esfuerzos para que niños y niñas de la ciudad gocen de sus derechos y no sean expuestos a actividades de trabajo infantil”, celebró la Secretaría, que indicó que los resultados responden también al trabajo en conjunto realizado con diferentes entidades del orden nacional y distrital.

De acuerdo con el Distrito, las localidades más afectadas por este flagelo son Kennedy, Bosa, Santa Fe, San Cristóbal, Ciudad Bolívar, Usme y Engativá. Para hacerle frente al trabajo infantil, se han puesto en marcha estrategias para generar corresponsabilidad de la familia y la sociedad civil, llegado a barrios, plazas de mercado, calles, zonas comerciales.

Adicionalmente, el Distrito cuenta con un equipo de 75 profesionales dedicados a buscar a menores en condición de vulnerabilidad en las diferentes zonas de la ciudad para brindarles acompañamiento y vincularlos a programas que los alejen de actividades laborales. La oferta abarca jornadas de sensibilización, así como eventos artísticos y deportivos.

“En Bogotá hay una ruta para la prevención y erradicación del trabajo infantil ampliado, a través de la cual se realizan procesos de vinculación efectiva de las niñas, los niños y adolescentes en situación o riesgo de trabajo infantil en los servicios de educación, salud, cultura, recreación, deporte, entre otros”, agregó la administración, destacando también que se cuenta con 13 Centros Amar, los cuales operan en 12 localidades y tienen capacidad para albergar a 1.140 menores.

“Allí se brinda acompañamiento pedagógico, nutricional, psicosocial y artístico, para el desarrollo de sus capacidades y potencialidades”, precisó la Secretaría de Integración Social, que ha atendido cerca de 4.800 menores y ha destinado más de $28 mil millones para atender el trabajo infantil ampliado.

El Distrito elevó un llamado a la ciudadanía para que reporte los casos de trabajo infantil en las líneas 3134881470 y a la línea gratuita del ICBF 141.