Tres muertos por deslizamiento en Soacha

El invierno que golpea el país ocasionó una nueva tragedia en el sector de Altos de Cazucá. Una mujer y dos menores de edad fallecieron, y otras ocho personas fueron rescatadas con vida tras el derrumbe de, al menos, dos casas.

Bomberos de Cundinamarca.

El invierno sigue inclemente con nuestro país. Las fuertes lluvias de este lunes ocasionaron un deslizamiento de tierra en la región de Altos de Cazucá, en Soacha – Cundinamarca, donde varias viviendas del barrio El Progreso fueron arrasadas por el lodo. La atención de la emergencia fue hecha por los Bomberos de Soacha, que rescataron ocho personas con vida, y los tres cuerpos de las víctimas de la tragedia: una mujer y dos menores de edad. (Lea: Llueve, pero las autoridades hacen un llamado a la calma)

No se conoce cuántas casas se derrumbaron en la zona que, según el alcalde de Soacha, Eleázar González, está construida sobre los terrenos de invasión (en inmediaciones a la laguna Terreros), muchas veces advertidos sobre una situación de este tipo -que tampoco es la primera vez que se presenta-. De todas formas, ya se activó el plan de urgencias de la Unidad Departamental de Riesgo, Bomberos, y la administración municipal, encargados de indagar por otros sitios de riesgo en lugares aledaños. También realizarán el censo de víctimas, con el que se trazará el plan de evacuación y reubicación de los residentes en el sector, en el que continúa la búsqueda de otras personas que puedan estar atrapadas bajo los escombros.

“Esta es una zona de alto riesgo y los movimientos de tierra se van a seguir manteniendo, debido a que las fuertes lluvias van a continuar. Cundinamarca continúa en máxima alerta por crecientes súbitas y desbordamientos de algunas quebradas”, Álvaro Farfán, capitán del Cuerpo de Bomberos de Cundinamarca.

Bomberos de Cundinamarca.

El CTI ya está haciendo la identificación de las tres víctimas, para establecer además si pertenecían a un mismo núcleo familiar. En el hoy catastrófico sector residen familias muy grandes, en su mayoría de desplazados y otras víctimas de la guerra, que hacia 1970 empezaron a ocuparlo. Los heridos, por su parte, fueron trasladados a la Unidad de Cuidados Intensivos del Hospital Cardiovascular de Soacha.

Las lluvias continuarán y las autoridades hacen un llamado para que la comunidad emita alertas desde posibles grandes emergencias hasta ligeras eventualidades que pueda ocasionar esta ola invernal, mientras que las unidades de riesgo continuarán en su tarea de prevención en las zonas que estén geológicamente comprometidas, teniendo en cuenta los desbordamientos de ríos, inundaciones y avalanchas que ya se han presentado en otros puntos del departamento.

Cundinamarca sigue en alerta en, al menos, 19 de sus municipios (Puerto Salgar, Guaduas, Silvania, Quetame, Caparrapí, Pacho, Topaipí, La Peña, La Palma, La Calera, Gachetá, Medina, Paratebueno, Guayabetal, Ubaque, Fómeque, Beltrán, Ubalá y Fusagasugá), por las intensas lluvias que allí han caído. En Soacha, Funza y Bogotá, por su parte, se mantiene la alarma por los niveles del río Bogotá.