Una ciudad-región: el nuevo reto para Bogotá

La Región Administrativa y de Planificación Especial (Rape) es uno de los ejemplos de cómo la capital debe empezar a planearse teniendo en cuenta los departamentos que la rodean.

 El reto para el nuevo alcalde de Bogotá será articular no solo las localidades de la ciudad. También tendrá que llegar a acuerdos en materia de movilidad, medioambiente y uso de los suelos, con los municipios que la rodean.

Para hablar de estos temas la universidad de los Andes y El Espectador organizaron el foro “Tribuna de Expertos: Debate sobre Ciudad Región”, un espacio donde urbanistas e ingenieros con amplia trayectoria en organización de ciudades y regiones pudieron dialogar con candidatos a la alcaldía y ciudadanos para entender a profundidad la importancia de no pensar a Bogotá como distrito especial.

“Las fronteras políticas empiezan a desdibujarse por las realidades geográficas. Pensar en Bogotá como territorio aislado no tiene sentido. Por ejemplo, lo único que separa a Bogotá de Soacha es un semáforo. Esto tiene unas implicaciones sociales, políticas y logísticas, que deben ser solucionadas”, dijo Luis Guillermo Plata, ex ministro de comercio y profesor de competitividad en los Andes.

A lo largo del foro Carlos Córdoba, director de la Rape; Óscar Pardo, exsecretario de planeación; Mario Noriega, urbanista, y Luis Guillermo Plata dialogaron con Clara López, candidata a la alcaldía por el Polo Democrático, y Carlos Vicente de Roux, candidato por el Partido Verde, que fueron los únicos candidatos a la Alcaldía que asistieron y se mostraron interesados en el tema. Intercambiaron ideas y experiencias sobre cómo debería administrar la capital durante la próxima alcaldía.

“Actualmente, de la gente que trabaja en Bogotá, el 85% vive en la ciudad y el 15% en los municipios aledaños. Mientras la ciudad siga así, no estamos hablando de región”, afirmó Mario Noriega al evaluar la densificación que vive Bogotá. “En América no hay otra ciudad más densa que Bogotá ¿tiene sentido seguir densificándola? No. Tenemos que desarrollar una metrópolis multicéntrica”, dijo el urbanista.

Para llegar al punto en que Bogotá pueda contar con el apoyo y la confianza de los municipios y ciudades que lo rodean, según Óscar Pardo, es de vital importancia que no se hable de “centro y periferia”, sino más bien animar una visión igualitaria entre la capital y los demás municipios.

“Sería genial crear un plan de crecimiento, un proyecto, en el que Chía, Cajicá los otros municipios estén incluidos”, dijo Pardo después de haber narrado su experiencia gestionando G11, la región que articula Cali, Yumbo, Jamundí, Palmira, Florida, Pradera, La Cumbre, Candelaria, Vijes, Dagua y Buenaventura.
Por su parte Clara López se declaró “amiga de la Rape” y dijo que en su administración estaría dispuesta a destinar más del 50% de las regalías al proyecto de crear una región competitiva. “Deberíamos crear un POT regional, ya que de todas formas los usos que le damos al suelo en Bogotá afecta a los demás municipios”, concluyó López.

En cambio Noriega afirmó que un POT regional no sería posible. “Un POT generado en Bogotá sobre territorios vecinos no solo es un error técnico sino que es políticamente imposible, porque la ciudad no puede decirle a Chía ni a Madrid ni a Mosquera cómo deben manejar su suelo, cómo deben montar sus servicios o dónde se pueden densificar. Si Bogotá tiene dificultad para entender sus propias necesidades, imagínese las de los vecinos”, afirmó el experto.

Como conclusión del foro, De Roux dijo que el área de influencia de la capital era la cuenca del río Bogotá y que por lo tanto esa es el perímetro que se debe contemplar en los planes de gobierno de la futura ciudad-región.

La Rape

La iniciativa de la Rape nació en 2001 como un esquema asociativo para la gestión del desarrollo económico y social, pero sólo se concretó. Cuenta con personería jurídica, autonomía y patrimonio propio, pero no es entidad territorial ni circunscripción electoral, es decir, no es una nueva ciudad o departamento de Colombia sino una asociación entre diferentes ciudades y municipios.

Una ciudad región es una asociación entre municipios para encaminar a todas las administraciones hacia proyectos que los beneficien mutuamente. La Rape es un ejemplo de una iniciativa que agrupa Bogotá, Cundinamarca, Boyacá, Meta y Tolima como región central para poder planear y desarrollar proyectos a 20 y 30 años.

 

últimas noticias