El antibiótico que nació de una bactería de la nariz

Una bacteria que habita dentro de la nariz es capaz de producir un antibiótico que puede acabar con el Staphylococcus aureus, otra bacteria responsable de una gran parte de las infecciones en el ser humano.

Las bacterias de la nariz suelen ser resistentes a los antibióticos. / Flickr
Las bacterias de la nariz suelen ser resistentes a los antibióticos. / Flickr

Dentro del cuerpo humano habita una gran variedad de microorganismos que se conocen de forma general como la microbiota. Un estudio publicado en la revista Nature, llevado a cabo por un equipo científico liderado por Andreas Peschel, de la Universidad de Tubinga (Alemania), refuerza el potencial papel de la microbiota como fuente para el desarrollo de nuevos antibióticos que terminen con las denominadas “superbacterias”.

Una de ellas, el Staphylococcus aureus está presente en la nariz de casi el 30 % de las personas; se desconoce cómo el 70 % restante la resiste. El problema de las bacterias que habitan en la nariz es que los antibióticos, en muchos casos, no son capaces de controlar las infecciones invasivas que provocan.

Pero los hallazgos de los investigadores alemanes pueden ayudar a diseñar nuevas estrategias de tratamiento contra las bacterias que son muy resistentes a los antibióticos disponibles. El nuevo remedio, lugdunin, es capaz de controlar la infección en la piel en ratones.

Además se ha comprobado en muestras nasales de 187 pacientes hospitalizados que la colonización del Staphylococcus aureus fue del 5,9 % en los pacientes portadores del Staphylococcus lugdunensis, mientras que esa colonización era del 34,7 % en los que no tenían esta última bacteria. Estos datos demuestran que, por lo menos en la nariz humana, el Staphylococcus lugdunensis mantiene a raya al S. aureus.

Este descubrimiento podría ser el principio de una nueva clase de antibiótico capaz de terminar con una de las denominadas “superbacterias”, la cual ocasiona gran parte de infecciones, entre las que se destacan la endocarditis y las que se producen alrededor de las prótesis.

Este sería otro ejemplo de cómo una bacteria que habita en nuestro organismo, en este caso la Staphylococcus lugdunensis, puede tener un papel importante para solucionar problemas de salud, y si se continúa investigando, se podrán encontrar antibióticos que combatan las demás infecciones producidas por otras superbacterias.

Temas relacionados