Juan Esteban Constaín gana Premio Biblioteca de Narrativa

Con la obra ‘El hombre que no fue jueves’, dedicada al inglés G.K. Chesterton, el escritor e historiador obtuvo este galardón patrocinado por Caracol Televisión y la Universidad Eafit.

Juan Esteban Constaín nació en 1979 en Popayán. / Óscar Pérez - El Espectador

La historia de ‘El hombre que no fue jueves’, de Juan Esteban Constaín (Popayán, 1979), comienza con un archivo empolvado que encuentra Benedicto XVI. La historia que sigue es sencilla pero curiosa: ese expediente guarda la intención de canonizar al escritor inglés G.K. Chesterton, autor de numerosos relatos y creador de un personaje entrañable, el padre y detective Brown. Al parecer, cuenta Constaín en esta novela, Chesterton intervino en un extraño caso presentado por la Iglesia. Los detalles de su intervención, hasta ese momento, han quedado en la sombra.

Por esta obra, el autor de ‘Calcio’ y ‘El naufragio del imperio’ recibió el Premio Biblioteca de Narrativa Colombiana —en una ceremonia ocurrida en el Museo de Arte Moderno de Medellín—, que en su primera edición entregó $40 millones y una estatuilla del escultor Hugo Zapata. La obra fue publicada en abril del año pasado por la editorial Random House, una de las dos más grandes del país. Entre los tres finalistas también estaban Margarita García Robayo con ‘Lo que no aprendí’ —una historia ambientada en Cartagena a través de una voz algo inocente e infantil— y Ricardo Silva Romero con ‘El libro de la envidia’ —la especulación literaria sobre el posible asesinato de José Asunción Silva—. En la lista de finalistas también estuvieron Rafael Baena, Santiago Gamboa, Hugo Chaparro Valderrama, Octavio Escobar, Jorge Franco, Harold Kremer, Pablo Montoya y Luis Miguel Rivas.

“Escoger un ganador es alegre pero también triste. Pensamos este galardón para premiar la lectura de literatura colombiana”, dijo durante la ceremonia de entrega el escritor Héctor Abad Faciolince, director de la biblioteca de Eafit y uno de los impulsores del premio. Abad, en ocasiones anteriores, había dicho que la intención de este galardón era unirse a la tradición de premios como el Pulitzer, el Booker y el Goncourt, que estimulan narrativas locales y se han convertido en puntos de referencia para evaluar la salud y las tendencias de la literatura de un país. En esa área también existen galardones como el Premio Nacional de Literatura. El jurado estuvo conformado por Enrique Krauze, Piedad Bonnett, Alexis de Greiff, Darío Jaramillo Agudelo, Mario Jursich Durán y Nicanor Restrepo.

Al concurso se presentaron 112 obras de 47 editoriales. “Si bien en este momento hay una concentración editorial poderosa en todo el mundo —dijo Jursich—, y eso se refleja en la lista final, nos esforzamos por leer con atención lo que están publicando las editoriales independientes”. El tema de la violencia, a pesar de su influencia en parte de la literatura colombiana, no fue predominante dentro de la muestra final. “Invitaría a quienes leen que los lean —dijo De Greiff durante la ceremonia de premiación—, son una expresión de una literatura muy fresca e interesante del panorama cultural colombiano”.

Temas relacionados

 

últimas noticias

Fidel Castro el día de su cumpleaños 70

Una botella en la maleta