Sofie Gråbøl : “No hay nada de malo en sentir que has superado tus límites de aguante”

La actriz danesa cuenta algunos entresijos de The House that Jack built, la polémica cinta de Lars von Trier presentada en el Festival de Cannes.

Sofie Gråbøl : “No hay nada de malo sentir que has superado tus límites de aguante”
La actriz danesa Sofie Gråbøl, protagonista de la más reciente película de Lars von Trier, en una escena del filme, titulado The House that Jack built. Cortesía

En el Festival de Cannes no hay cabida a la indiferencia cuando se trata de una película de Lars von Trier. Con The House that Jack built no iba a ser diferente.

La historia de un asesino en serie, protagonizada por Matt Dillon, cuenta con un extenso elenco del cual Sofie Gråbøl, actriz danesa de intachable trayectoria, forma parte. Amiga personal desde hace muchos años de von Trier, además de compatriota y fiel seguidora de su filmografía, Gråbøl da sus puntos de vista acerca de The House that Jack built.

¿Cuáles fueron sus impresiones al leer el guion?

Me deslumbró, acaparó toda mi atención. La lectura de un guion puede ser muy seca, a veces hasta aburrida, como si estuvieras leyendo una receta de cocina, pero con los de Lars eso no pasa. Son guiones con muchos detalles, que explican muy bien su visión, y cuya lectura te atrapa. La lectura del guion de The House that Jack built fue como el de una buena novela.

Puede leer: Matt Dillon: “Disfruté mucho de este desafío”

¿Dudó en aceptar participar en esta película?

No tuve ninguna duda. Había trabajado con Lars anteriormente (The Boss of it All, 2006), soy una gran seguidora de sus películas, y cada una de ellas tiene algo que de alguna u otra manera hace que brote algo en tu mente. Otro aspecto extraordinario en su trabajo es que desde la lectura del guion hasta el resultado final, te embarcas en un viaje que no sufre cambios en la sala de edición. Y cuando ves la película, constatas que literalmente es todo el guion encarnado en el filme. Eso dice mucho del tipo de realizador que es.

¿Cómo es el trabajo en el set de rodaje?

Aunque es muy fiel a su guion, cuando estamos rodando obliga a dejarse llevar a tanto a sí mismo, como a todos los que están involucrados. Esa libertad es extremadamente ideal desde el punto de vista de creación artística. Hay que pensar que Lars no ensaya, lo cual significa que tampoco hablas de las escenas; entonces lo que hace es echar a andar la cámara y a ver lo que sucede. Lars lo que hace es delinear detalladamente tu personaje, para luego invitarte a saltar al vacío con él. Para mí es muy perturbador no tener el control, fracasar, y el riesgo que todo eso implica. De hecho en el rodaje había una frase que decíamos todos los días en coro antes de comenzar: “Recuerda cometer errores”.

¿Cómo ve la evolución de Lars von Trier como realizador?

Es considerable. Basta ver una escena para identificar de inmediato que se trata de un filme de Lars von Trier, y una de las claves para llegar a ese punto está en su forma de trabajo. Nunca se pone a salvo, nunca da lo que se espera; y ese es el hilo conductor de toda su filmografía. Constantemente está desafiando sus límites y los nuestros, por eso su trabajo es fascinante, provocador y perturbador. Es muy difícil categorizarlo.

Con respecto a  The House that Jack built, las historias de asesinos en serie es algo que hemos visto un millón de veces, pero interesante es que al tratar ese tema, Lars nos proporciona otra perspectiva desde diferentes ángulos.

A la hora de proponerse a ver The House taht Jack built, ¿a qué debe atenerse el público? , ¿tiene que ir preparado?

Definitivamente recomiendo no leer mucho sobre la película. Cuando la vi por primera vez, pasé por un abanico de emociones, desde el horror hasta las risas. Y estaba muy emocionada por la proyección de la película con público, porque quería experimentar las reacciones. A Lars le gusta posar la mirada sobre lo más desagradable, doloroso e intimidante, y al mismo tiempo te hace reflexionar mucho. No por nada es el realizador de nuestros tiempos, explorando los límites artísticos.

En las proyecciones en el Festival de Cannes, hubo gente que abandonó la sala.

No es un error salirse de la proyección. De hecho el trabajo de Lars admite cualquier tipo de reacción. Él nunca pone su trabajo ni a sí mismo en un lugar seguro, sabemos que sus películas pueden dividir opiniones, y Lars no se molesta por las fuertes reacciones. Se trata de una película perturbadora, con momentos extremadamente desagradables, y no hay nada de malo sentir que como público has superado tus límites de aguante.

Más allá de la violencia presente en el filme, ¿qué valora de The House that Jack built?

Se trata de un filme bastante personal de Lars, y tiene todo lo necesario para ser percibido como arte; y para mí el arte más grande es aquel que no te da cajas llenas de preguntas y respuestas. Lo que me fascina e intriga como audiencia es ver desde otro ángulo a los seres humanos,  la muerte, el sexo o cualquier cosa. Y eso puede ser muy perturbador y desagradable.

789272

2018-05-18T14:56:38-05:00

article

2018-05-18T15:05:26-05:00

faraujo22_102

none

Janina Pérez Arias

Cultura

Sofie Gråbøl : “No hay nada de malo en sentir que has superado tus límites de aguante”

94

5199

5293

 

Las memorias de Carlos Holmes Trujillo

Filosofía a pedalazos

El lector inmortaliza a Marcel Proust