Cabify llegará a Medellín y la Costa Caribe

La empresa, que lleva ocho meses en Colombia trabajando para el sector corporativo, llegará a estás zonas. Su interés está en el mercado masivo, de forma similar a como opera Uber.

Luego de ocho meses de operación en Bogotá, la firma Cabify llegó a la ciudad de Cali. La empresa de origen español, establecida en 2011, ofrece una plataforma digital para que las empresas contraten vehículos del servicio especial (reconocidos por su placa blanca) para que sus empleados se transporten. Sin embargo, en otros países Cabify opera de forma similar a Uber, transportando a cualquiera que lo necesite. En México, de hecho, ambas empresas promovieron la reglamentación del servicio que prestan hasta que lo lograron.

De acuerdo con Ómar Calvo, director general de Cabify en Colombia, la flota con la que trabajan asciende a cerca de 700 vehículos y, si bien aún tienen espacio para crecer en el segmento corporativo, el “interés es el servicio masivo y estamos a la expectativa. El mercado nos lo ha pedido y estamos a la espera de que la reglamentación sea favorable”. Calvo se refiere a la reglamentación que el Ministerio de Transporte ha anunciado con respecto a los taxis de lujo, creados por decreto en noviembre pasado.

La saliente ministra Natalia Abello, luego del paro de taxistas, anunció esas reglas de juego para finales de marzo. Eso no se cumplió y ahora será tarea del nuevo ministro, Jorge Eduardo Rojas, quien apenas empieza el empalme. El Decreto 2297 de noviembre de 2015 estableció, por ejemplo, que los taxis de lujo tendrán tarifas más altas que el promedio, se distinguirán por su color negro, trabajarán sólo con empresas de transporte que utilicen plataformas digitales propias o de terceros y sólo recibirán pagos por medios electrónicos.

Desde su lanzamiento, los taxistas, a través de su vocera, Maritza Díaz, manifestaron que depositaban su “voto de confianza” en la medida, a pesar de que a través de medios de comunicación y redes varios conductores y propietarios manifestaron no haber sido consultados. El gremio ha sido acérrimo crítico sobre la llegada al país de plataformas y aplicaciones que han entrado a competir en el negocio del transporte. Eso en gran parte motivó el paro de taxistas en marzo pasado.

De acuerdo con el director de Cabify, ese día, entre tres y cuatro vehículos que trabajan con esa aplicación fueron atacados, para un total de diez carros afectados desde que operan en el país. “No podemos señalar a un sector específico (como responsable), pero lo que pasa es que no hay distinción entre quién trabaja con Cabify y los vehículos de otra aplicación”, aseguró Calvo. Agregó que tienen presupuestada una inversión de US20 millones en el país en los próximos tres años. Las ciudades a las que llegarán a competir son Barranquilla, Cartagena y Medellín, entre mayo y junio. Según el plan inicial, aún están por abrir los mercados de Pereira, Manizales y Bucaramanga.

 

últimas noticias

China celebra 40 años de reformas económicas

Proveedores de internet, más transparentes