Colombia desembolsa US$5.400 millones del FMI para luchar contra la pandemia

Noticias destacadas de Economía

Son parte de los recursos de la Línea de Crédito Flexible a la que Colombia tiene acceso en el FMI. Esos dineros le permitirán al país “mantener suficiente liquidez internacional como seguro contra riesgos externos elevados”, dice el Fondo.

Para ayudar a satisfacer las necesidades de la balanza de pagos y brindará apoyo para la respuesta presupuestaria a la pandemia de Covid-19, Colombia echó mano de los recursos de la Línea de Crédito Flexible con el Fondo Monetario Internacional por US$ 5.400 millones equivalente al 183% de la cuota que tiene el país en el FMI. El crédito es aproximadamente el 2% del Producto Interno Bruto (PIB).

Esta Línea de Crédito Flexible le permitirá a Colombia “mantener suficiente liquidez internacional como seguro contra riesgos externos elevados”, dice el FMI en un comunicado de prensa.

Es la primera vez, desde que le fue aprobado este crédito, que el país utiliza esos fondos, sostiene el organismo multilateral.

(De interés: La quiebra de Lehman Brothers: ¿el principio del fin?)

Explica el Ministerio de Hacienda que con el incremento de acceso bajo el acuerdo LCF el 25 de septiembre de este año, el monto restante disponible para Colombia bajo la línea de crédito asciende a US$12.200 millones. Las autoridades tienen la intención de tratar este monto restante como precautorio, dice el informe.

Recuerda el FMI que esta línea de crédito fue creada el 24 de marzo de 2009 como parte de una profunda reforma de los mecanismos de préstamo del FMI y para atender las necesidades de la crisis de 2008 que se desató con la quiebra de Lehman Brothers.

Ese año el mundo conoció la noticia de que Lehman Brothers, el cuarto banco más grande de los Estados Unidos, se había declarado en bancarrota. El 10 de septiembre Lehman había reportado que esperaba pérdidas por US$3,9 mil millones para el tercer trimestre de 2008, publicaba El Espectador.

Con el desembolso de estos recursos, el Fondo se mantiene como colaborador estrecho con las autoridades colombianas para ayudarlas a mitigar el impacto del covid-19 en la economía de Colombia.

Reseña el Fondo que esta Línea de Crédito permite a los países beneficiarios que son pocos en el mundo, recurrir a recursos en cualquier momento y está diseñada para abordar de manera flexible las necesidades reales y potenciales de la balanza de pagos para apuntalar la confianza del mercado. En Latinoamérica, después de Colombia, México, Perú y Chile han podido acceder a este beneficio financiero de emergencia.

(También le puede interesar: FMI estudia pedido de Colombia para renovar línea de crédito flexible por US$ 10.800 millones)

Los desembolsos no se escalonan ni están condicionados al cumplimiento de metas de política económica, como ocurre con los programas tradicionales respaldados por el FMI, aclara el comunicado del Fondo.

La LCF se otorga a los países que muestran sólidos fundamentos de las políticas y los marcos de políticas institucionales. Como reflejo de sus muy sólidos marcos de política y su trayectoria, Colombia ha mantenido el acceso al instrumento LCF desde 2009, reconoce el FMI en su informe. El mantenimiento de la LCF le ha costado a Colombia cerca de US$26 millones anuales que se descontarán en el momento del desembolso que se hace a través de una cuenta en el Banco de la República que administra el Gobierno.

De otra parte, el Banco de la República informó que el dos de diciembre le compró al Gobierno US$1.500 millones a la TRM (Tasa Representativa del Mercado) vigente, “fortaleciendo así el nivel de reservas internacionales del país en línea con su política de cobertura de riesgos externos a largo plazo”.

Comparte en redes: