“La economía recibió un choque muy fuerte”

Hoy, desafortunadamente, Colombia tiene un nivel de liquidez muy bajo para el tamaño de su mercado bursátil, asegura Juan Pablo Córdoba.

No hay nivel de liquidez para el tamaño de los activos que tenemos, dice Juan P. Córdoba, presidente de la BVC. / Archivo
No hay nivel de liquidez para el tamaño de los activos que tenemos, dice Juan P. Córdoba, presidente de la BVC. / Archivo

Desde el mercado bursátil se tiene una visión mucho más precisa de la economía. Es como el termómetro que mide el grado de interés de los inversionistas externos. Acá se sabe también lo que piensan los inversores domésticos. Juan Pablo Córdoba, presidente de la Bolsa de Valores de Colombia, considera que el país ha sorteado muy bien una coyuntura muy difícil. Dice que lo que viene con el posconflicto tendría que ser un país que genere más atracción a la inversión.

La Bolsa es un termómetro de la economía, ¿cómo está ese termómetro?

El termómetro está en un estado relativamente bien. Vamos en este momento con una valorización del orden del 16 % en lo corrido del año, digamos que ha estado por encima del 13-14 % prácticamente todo el año. En el mes de febrero llegó al 20 %, o sea que en términos generales el ánimo del mercado ha sido superior a las expectativas y mejor este año de lo que vimos en los dos años anteriores. Eso es positivo y lo que está mostrando, de alguna manera, es cómo los mercados se anticipan a lo que va a pasar en el país. Creo que hay expectativas positivas en medio de un ambiente relativo de incertidumbre; hay incertidumbre internacional, hay incertidumbre obviamente con el proceso de paz y el cierre de las negociaciones, hay incertidumbre con el tema de reforma tributaria. También hay incertidumbre asociada a las tasas de interés y la inflación.

¿Cómo se ve desde la Bolsa de Valores y cómo es percibido desde afuera el proceso de paz?

En términos generales, todo el mundo está de acuerdo en que haya una terminación negociada del conflicto. Digamos como premisa fundamental que hay mucho apoyo a esa idea, a ese concepto. Obviamente ha sido un proceso difícil, que ha tomado más tiempo del previsto, lo que es normal dentro del tipo de procesos que son muy complejos. Pero hay mucha confianza en que esto va a tener un feliz término.

La economía recibió un fuerte choque, ¿todavía continúa en la lona como lo dijo usted alguna vez o ya se ha recuperado?

Hay que resaltar, y eso es cierto, que el ministro de Hacienda tiene razón cuando dice que la economía colombiana recibió un choque muy fuerte, del tamaño del 4 % del PIB, en términos de caída de ingresos petroleros y de ingresos fiscales. Ese choque se vio reflejado en la devaluación del orden del 50 % de la tasa de cambio (dólar). Eso es cierto, hay que reconocerlo, hay que aceptarlo y en ese entorno, digamos en ese orden de ideas, la manera como el país ha sobrellevado esa situación adversa ha sido muy positiva. En medio del todo ello el país ha mantenido la inversión, ha mantenido el crecimiento. Obviamente se ha desacelerado la economía, pero hemos mantenido crecimiento económico positivo y las cosas se han estabilizado relativamente bien.

¿Va bien la economía y va bien el país o van en polos opuestos?

El país ha sorteado muy bien una coyuntura muy difícil. Estamos ya en el momento en que hay que dar claridad en saber para dónde vamos. Se ha tomado, a mi juicio, más tiempo del que hubiese sido deseable, ya es momento de hacerlo. Hay elementos que le permiten a uno ser optimista: la culminación del conflicto, una reforma tributaria que se ha anunciado y que permitiría movilizar inversión, la reducción de la inflación y de la tasa de interés. Todo este genera un ambiente muy positivo. Si las cosas se hacen bien en este semestre luciría (la economía) bastante optimista.

¿Qué pasa en Colombia en materia de opciones para invertir en el mercado de capitales?

Desafortunadamente tenemos pocos emisores, no hemos logrado atraer más. Es una tarea que tenemos pendiente en el mercado de capitales, atraer y visibilizar más emisores que puedan venir al mercado. Esa es una primera realidad que mira el inversionista y la segunda es cuando mira la liquidez, o sea el volumen que se transa a diario; encuentra que en pocas acciones se transan volúmenes suficientes para el tipo de inversiones que ellos están acostumbrados a hacer en otro país. Un inversor de estos quisiera invertir cinco o diez millones de dólares por inversión. En Colombia hay dos o tres emisores que transan 10 millones de dólares diarios.

¿Cuál es el tamaño de liquidez frente al mercado colombiano?

Hoy desafortunadamente Colombia tiene un nivel de liquidez muy bajo para el tamaño de su mercado. El tamaño del mercado está bien, el tamaño de las compañías está bien, lo que ha desarrollado el mercado de renta fija también es positivo y eso genera interés y atractivo. El tema es que no hay nivel de liquidez para el tamaño de los activos que tenemos y eso es una tarea en que hay que insistir. Iniciativas como la de los formadores de liquidez, el cambio reciente en la regulación que se hizo para las normas de apalancamiento del mercado, son positivas. También son las herramientas tecnológicas que está poniendo a disposición la Bolsa de Valores de Colombia, la modificación a las transferencias temporales de valores, una serie de cosas que estamos haciendo. Obviamente necesitamos más jugadores que vengan a participar en el mercado colombiano.

¿Cuántas empresas están inscritas en la Bolsa de Valores?

Son 73 emisores en acciones y 120 emisores en total que combinan renta fija y renta variable.