El TLC con Estados Unidos, balance negativo

“Lo malo es que el tratado de libre comercio entró en vigencia cuando la economía de EE.UU. no mostraba una dinámica positiva”, dijo el gremio exportador.

Las exportaciones no repuntaron de la forma esperada con el TLC. / Bloomberg.

A pesar de que ya pasaron cuatro años de haber entrado en vigencia el TLC con Estados Unidos, aún no hay indicios de que haya repuntado el intercambio comercial con ese país. Las expectativas de los empresarios eran altas cuando se firmó el tratado con la economía más grande del mundo, pero la realidad no ha estado ni cerca de los umbrales de las proyecciones.

“Los resultados han dejado mucho que desear, pues no se han cumplido los objetivos ni en materia de diversificación ni en llevar las llamadas exportaciones ‘no tradicionales’ al umbral de los US$30.000 millones/año”, recuerda un informe de ANIF, el centro de estudios académicos de las entidades financieras. Los primeros cuatro años del tratado dejan más sinsabores que optimismo.

“Lo malo es que el TLC entró en vigencia cuando la economía de Estados Unidos no mostraba una dinámica positiva”, dijo Javier Díaz, presidente de la Asociación Nacional de Comercio Exterior (Analdex). Reconoce que el tratado ha permitido el ingreso al mercado de Estados Unidos de productos “que antes no se exportaban o se hacía muy poco”. Esos productos son ropa diferente a las prendas de vestir y algunos pescados como la tilapia y la trucha.

El valor de las exportaciones colombianas hacia el país del norte “continúa cayendo a ritmos acelerados”, alrededor del 24,8 % anual con cifras a mayo de 2016, remarca en su análisis ANIF.

El centro de estudios académicos resalta la situación contraria a la de Colombia que se ha presentado en México con el Nafta. A los cuatro años de haber firmado su tratado comercial, “sus exportaciones totales pasaron de representar 8,5 % del PIB a 19,4 % del PIB”. Así queda en evidencia la precaria situación exportadora del país; no se aprovechó la devaluación peso-dólar. “Pese a que la moneda (colombiana) ha presentado una importante depreciación, las empresas locales no han podido sacar provecho del TLC de manera más eficiente”, dice Juan Camilo Rojas, director de Estrategia de Inversiones de la firma CredicorpCapital.

Las proyecciones de Planeación Nacional hablaban de que el total exportado hacia los EE.UU. se elevara del 6 % hacia el 8 % del PIB en los primeros cuatro años de vigencia del TLC, recuerda el estudio.

“A pesar de que la firma del TLC ha sido importante, la coyuntura de la economía local y las externas han impedido un completo desarrollo, implementación y aprovechamiento del convenio”, dijo Juan Camilo Rojas. “Las expectativas de alzas en las tasas de interés internacionales, han hecho que las empresas hayan tenido un encarecimiento de sus costos de capital, situación que se ha replicado en el mercado local con el alza de tasas de interés de los créditos, como respuesta al alza en las tasas de referencia del Banco de la República para el control de la inflación”, dice.

El primer cuatrienio del TLC con Estados Unidos “arroja un balance negativo para Colombia, donde nuestra falta de competitividad” por los elevados costos salariales, transporte y energía “nos ha impedido impulsar las exportaciones del sector agro e industria de Colombia”, dice el estudio. Díaz señala que en el tema de los sobrecostos es “donde no vemos una solución pronta”.

Analdex espera que en la próxima reforma tributaria se corrija esta situación y, sobre todo, se alivie la pesada carga tributaria de las empresas.