Empresa XM recomendó al Gobierno decretar racionamiento de energía por seis semanas

Entre tanto, el presidente Juan Manuel Santos dijo que por ahora no se tiene previsto dicho racionamiento.

Bloomberg News

Ante la crisis que afronta el sistema eléctrico colombiano, la compañía XM, filial de ISA recomendó al Gobierno decretar un racionamiento de energía durante seis semanas.

La medida, que busca ahorrar un 5% de la energía del país, aplicaría inicialmente a todos los hogares colombianos y podría extenderse a las industrias.

La filial de ISA presentó la recomendación al Ministerio de Minas y al Consejo Nacional de Operaciones, que deberá emitir en los próximos días su análisis para que el Gobierno decida si acoge o no esta propuesta.

Mientras tanto, el presidente Juan Manuel Santos anunció una cruzada por el ahorro de energía con incentivos a hogares y empresas.

En los hogares se premiará el ahorro y se castigará los desperdicios de energía, como sucede con el agua; es decir que por cada peso que ahorre del consumo promedio, un hogar recibirá otro peso como incentivo. Mientras que si consume un peso más que el promedio se le cobrará el doble.

Además, el mandatario indicó que el Gobierno dará ejemplo y por eso a partir de este lunes todos los edificios del Gobierno apagan sus luces a partir de las 6:00 p.m. De acuerdo con Santos, el ahorro en este primer día llegó a ser del 1.7% en todo el territorio nacional. Asimismo, les aclaró a los industriales de qué manera la regulación les permite producir su propia energía sin generar pérdidas económicas, como hasta ahora pensaban. 

Según un estudio de la Unidad de Planeación Minero Energética (UPME), por medio de la cogeneración (proceso mediante el cual se aprovecha el vapor y el calor producto de los procesos industriales para la producción de energía eléctrica) y la autogeneración (pequeños activos que tienen las empresas satisfacer su demanda cuando el sistema no lo puedo hacer), sectores como el petrolero, el azucarero y el palmicultor podría aportar cerca de 600 MW, los suficiente para atender a una población de 150 mil habitantes.

Durante el encuentro, EPM aprovechó para presentar un caso de éxito de cómo reacciona la ciudadanía al recibir un mensaje contundente sobre un posible racionamiento. Hace quince días la empresa paisa hizo pública esta posibilidad y el impacto fue tan positivo que el consumo de agua se redujo en 4%.

La presidenta de Acolgen, Ángela Montoya, aseguró que “la reunión era para mirar el sistema eléctrico como un todo y las posibilidades de un apagón se han descartado. Se está revisando si son necesarios unos racionamientos programados que afecten lo menor posible a la demanda pero eso lo definirá el presidente”.
 

Temas relacionados