Medidas de recorte de presupuesto congelan nómina y gastos de Estado: Minhacienda

El ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas, explicó que se congelan los gastos de personal y generales en la Rama Ejecutiva, excepto los sectores de Defensa y Justicia.

Mauricio Cárdenas, ministro de Hacienda y Crédito Público. / Andrés Torres - El

Luego de que el Conpes aprobara el presupuesto para inversión y funcionamiento por $167,2 billones para 2016, el ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas Santamaría, aseguró que las medidas de recorte solo afectarán la nómina y los servicios personales de los funcionarios públicos.

En diálogo con la emisora Blu Radio, Cárdenas explicó que los recortes no comprenden el sector de las transferencias.

“Cuando se dice funcionamiento que es solo servicios personales, nómina, etc. No, hay un componente que es el más grande de todos que son las transferencias a los entes territoriales o a los pensionados. Ese rublo de transferencias es muy inflexible porque viene por norma de rango constitucional. Las transferencias crecen naturalmente, pero los servicios personales, la nómina queda congelada”, sostuvo el funcionario.

El ministro de Hacienda insistió en que se congelan los gastos de personal y generales en la Rama Ejecutiva, excepto los sectores de Defensa y Justicia.

“Son sectores que se permite un crecimiento importante. En el caso del sector defensa hay un aumento importante en el pie de fuerza y en el caso de la justicia porque se había establecido desde tiempo atrás un aumento salarial para ese sector”, manifestó Cárdenas.

Respecto a las transferencias a los entes electorales, el ministro elevó un llamado para no ‘satanizarlas’, precisando que no se trata de la denominada mermelada, ya que corresponde a proyectos de inversión que tendrán impacto en la calidad de vida de los ciudadanos y reafirmará la presencia del Estado en las regiones.

Adicionalmente, Cárdenas indicó que la venta de Isagen “en nada tiene que ver con el presupuesto general de la nación”, teniendo en cuenta que la idea del Gobierno es “cambiar un activo con otro activo para invertirlo en el financiamiento de infraestructura” a través de la Financiera Nacional.