Mujeres inteligentes financieramente

¿Es usted de aquellas que proyecta sus metas, tiene claro cuáles son los sueños por cumplir y qué quiere para su familia?

ntes, el sostén económico de la familia era el hombre, pero en los últimos diez años las mujeres lo han desplazado en cargos directivos y operativos en las organizaciones y empresas. Las mujeres tienden a ser más estables laboralmente y asumen funciones aparte de ser madres. Son responsables en el manejo y la administración del hogar y aportan económicamente en las obligaciones de la casa. Por eso existen algunas prácticas que les permitirán ser financieramente inteligentes y, a su vez, hacerse cargo de su futuro y bienestar.

1. Alrededor del dinero se manejan emociones que no siempre juegan a nuestro favor, por esta razón y respetando los acuerdos de pareja, es mejor siempre cultivar los talentos en pro de generar algún tipo de ingreso que les brinde seguridad y autonomía. Comience educándose financieramente, no es difícil y le va a proveer de información importante a la hora de tomar decisiones.

2. Fortalezca los canales de comunicación con la pareja, es tan importante en el área financiera como en todas las demás. Busque un diálogo transparente y honesto y llegue a acuerdos justos para las partes.

3. Tome el control de las finanzas del hogar, comience controlando su presupuesto, anote todos los ingresos y los gastos y analícelos, esto le permitirá identificar dónde puede hacer ahorros o cómo hacer una mejor distribución de estos. Puede llevarse sorpresas y, por elemental que parezca, con este paso usted puede generar el rubro de ahorro que hasta ahora ha sentido que no puede hacer.

4. De acuerdo con los estudios realizados, una de las ventajas que tienen las mujeres es su facilidad para proyectar y fijarse metas, este es quizás uno de los aspectos más importantes para ser exitosa. Enumere sus sueños y conviértalos en metas, éstas serán el motor que la llevará a lograr todo lo que se proponga.

5. Con su familia establezca metas financieras, fíjese objetivos que van a cumplir y sea usted quien les recuerde y ánime a continuar.

6. Tenga un plan de ahorro, siempre se puede. Es común encontrarse con que no alcanza y no se puede ahorrar. Empiece con poco si es necesario, pero genere el hábito. Pronto se dará cuenta de que puede hacer un esfuerzo mayor.

7. Controle las deudas, sobre todo las que adquiere por artículos de lujo. Pregúntese si aquello que quiere comprar la acerca o la aleja de las metas establecidas y si vale la pena endeudarse por ella. Apóyese con una lista de prioridades y así podrá elegir qué es necesario y requiere adquirir esos compromisos que suelen desbalancear la economía propia y del hogar.

8. Una vez comience con su plan de ahorro, sea disciplinada y juiciosa, no se detenga, pronto verá los resultados.

9. Es importante para la autoestima consentirse y hacerse sentir bien a sí misma. Por esto es importante incluir ese rubro en el presupuesto, siempre que esté de acuerdo con el nivel de ingreso. No se requiere gran cantidad de dinero para sentirse mejor. Un día de compras puede hacerla feliz, pero este sentimiento pronto pasará, por eso es mejor generar actividades que promuevan el autovalor y que sean perdurables.

10. Con la ejecución del presupuesto del que hablamos en el punto 3 podrá asegurar que sus gastos siempre sean inferiores al ingreso, de lo contrario significa que está gastando más de lo que realmente debe.

Empiece su práctica y sea parte de aquellas que día a día fortalecen su propia economía. Le ayudará a crecer su autoestima y la llevará a ser de las mujeres financieramente inteligentes.


* Líder programa Bienestar
Financiero Old Mutual Skandia. 

Temas relacionados

 

últimas noticias