Fecode radicó el pliego de peticiones en el Ministerio

La lucha ahora es por los colegios públicos

Los docentes de la Federación Colombiana de Trabajadores de la Educación (Fecode) salieron, una vez más, a las calles con el objetivo de radicar un nuevo pliego de peticiones ante el Gobierno. La financiación, la infraestructura y el fortalecimiento de la educación rural son los principales ejes de su protesta.

Ayer los maestros marcharon desde la Fiduprevisora hasta el Ministerio de Educación. / Archivo

“También queremos pedir conectividad. Reconocemos que los gobiernos han hecho inversiones. Por ejemplo, han invertido en computadores y tabletas, pero no están funcionando porque en las zonas rurales no hay buena conexión a internet. Además, necesitamos un estatuto que dignifique la profesión y que existan condiciones, como una jornada única con los requisitos básicos”, explicó Nelson Alarcón, presidente del sindicato.

Aparte de radicar el pliego de peticiones, los maestros cesaron sus actividades durante 24 horas para exigir respeto a la vida y pedir garantías para el ejercicio sindical. Según el representante de la Federación, “vienen asesinando sistemáticamente a los dirigentes sociales y sindicales. Queremos que se les brinde protección. En el departamento del Cauca, por ejemplo, hay 110 maestros y directivos amenazados. Eso sin contar el resto del país”.

También marcharon para reclamar la modificación de los artículos 356 y 357 de la Constitución Política Nacional, que hablan del monto del Sistema General del Participaciones de los departamentos, distritos y municipios. Un tema que vienen pidiendo desde hace algunos años, fue uno de los puntos pactados con el gobierno de Juan Manuel Santos y ayudó a disolver el gran paro nacional de 2017, que duró cerca de un mes.

Alarcón señaló que la reforma de este sistema, de donde sale el dinero del funcionamiento de los colegios públicos, ayudaría a solucionar el hueco que existe en el presupuesto de la educación básica y media pública. Un monto que hace un año subió a $1,63 billones.

A pesar de que esta vez el tema de la prestación del servicio médico social no fue el objetivo principal, siempre ha estado en la agenda mediática de los paros de Fecode. Es un problema que suma tantos años como personas afectadas. Los docentes reiteran que las falencias en el otorgamiento de medicamentos, la autorización de procedimientos quirúrgicos y la difícil asignación de las citas con especialistas siguen siendo su dolor de cabeza.

“Le exigimos a la Fiduprevisora —entidad del Fondo Nacional de Prestaciones Sociales del Magisterio (Fomag) que administra los recursos de la salud de los docentes— y al Ministerio que hagan cumplir los pliegos de condiciones (...) Hoy hay una deuda con más de $700.000 millones desde hace tres años. La responsabilidad también es de la Fiduprevisora, que administra un presupuesto de cerca de $9 billones y tiene deudas con cada uno de los prestadores”, señala Alarcón.

Por su parte, el Ministerio de Educación, por medio de un comunicado, anunció el inicio de un programa de formación y acompañamiento a los directivos y docentes. Sobre los acuerdos que ya habían pactado, la entidad comentó que, en el aspecto salarial, este año se cumplirá lo acordado equivalente a tres puntos porcentuales. “También se acordó una bonificación a los docentes o directivos docentes, que será pagada una sola vez al año y constituye factor salarial”, aclaró la entidad. En cuanto al tema de salud, señaló que va a hacer un seguimiento junto a la Fiduprevisora.

La jornada contó con la participación de miembros de la Asociación Colombiana de Representantes Estudiantiles de la Educación Superior (Acrees), de la Central Unitaria de Trabajadores de Colombia (CUT) y de la Unión Nacional de Estudiantes de la Educación Superior (Unees).

839709

2019-02-14T14:38:01-05:00

article

2019-02-14T22:09:54-05:00

[email protected]

none

-Redacción Educación

Educación

La lucha ahora es por los colegios públicos

45

3509

3554

Temas relacionados