Angela Merkel cree necesaria una nueva cuarentena en Alemania

Noticias destacadas de El Mundo

La canciller Angela Merkel es favorable a la aplicación de un “confinamiento corto y uniforme” en toda Alemania, para frenar el aumento de los contagios por covid-19. ¿Qué propone una de las líderes más efectivas en la lucha contra la pandemia?

La canciller de Alemania, Angela Merkel, científica de profesión y una de las líderes mundiales más eficientes en el manejo de la pandemia, es partidaria de un nuevo confinamiento en Alemania. Lo que propone Merkel es que este nuevo cierre de la vida pública alemana sea corto pero con normas de actuación unitarias en todo el país.

El descenso en la incidencia registrado durante la Semana Santa no es un indicador fiable, afirmó la viceportavoz del gobierno, Ulrike Demmer, ya que en festivos se realizan menos tests. En cambio, sí está claro que han ido en aumento los pacientes en unidades de cuidados intensivos, lo que es “un lenguaje muy claro”.

Le puede interesar: ¿Por qué Alemania es ejemplo en Europa frente a la pandemia?

La declaración de la portavoz de Merkel supone un apoyo a la propuesta del líder de su Unión Cristianodemócrata (CDU), Armin Laschet, a favor de un nuevo cierre de la vida pública en todo el país y mientras se avanza en la campaña de vacunación.

“El sistema de salud está sometido a una presión amenazadora”, advirtió Ulrike Demmer en una rueda de prensa. “Por eso se justifican los llamados a un confinamiento corto y uniforme”, consideró la portavoz. El número de pacientes en cuidados intensivos “ha aumentado un 5% en un día”, advirtió la portavoz del gobierno.

Le puede interesar: En Navidad Merkel, al borde de las lágrimas, les pedía a los alemanes no viajar

La tasa de incidencia de siete días alcanzó el miércoles 110,1 en Alemania, con 9.677 casos registrados oficialmente y 298 muertes en 24 horas, según el instituto Robert Koch de vigilancia sanitaria.

Desde noviembre están cerrados las actividades culturales y de ocio, al igual que los comercios no esenciales. A principios de enero se contempló un alivio de estas restricciones, con la reapertura de museos y algunas tiendas, pero luego ese proceso se frenó ante el nuevo repunte de contagios.

Vacunas no detendrán tercera ola

El mes pasado, justo antes del receso de Semana Santa, el ministro de Salud de Alemania, Jens Spahn (CDU) advirtió que la tercera ola de contagios por SARS-CoV-2 es una realidad y no será posible detenerla a través de las vacunas.

Le puede interesar: Las mujeres líderes del mundo, ejemplo en manejo de la pandemia

Por su parte, el vicepresidente del Instituto Robert Koch, Lars Schaade, dijo que en Semana Santa habrá niveles de infecciones similares a los de Navidad, y que cada vez los pacientes son más jóvenes. “Nos encontramos en la tercera ola de la pandemia, las cifras aumentan, el porcentaje de mutaciones es grande”, dijo Spahn. El político llamó a no bajar la guardia.

Le puede interesar: Vacunación no detendrá tercera ola de Covid en Alemania

El ministro de Salud fue claro y explicó que “en Europa no hay suficientes dosis como para detener a través de las vacunas esta ola (....) incluso si las vacunas llegaran a tiempo, pasarán todavía algunas semanas antes de que los grupos de riesgo estén totalmente inmunizados”.

Schaade hizo un llamado a la ciudadanía a reducir sus contactos y a mantener las normas de seguridad, como el uso de mascarillas y el distanciamiento físico. “Pasen la Semana Santa con sus más cercanos. Les pido también evitar los viajes dentro y fuera del país”, recomendó.

Uno de los posibles candidatos a suceder a la canciller, el líder del partido conservador CDU, Armin Laschet, defendió en los últimos días un confinamiento de “dos o tres semanas” para bajar la tasa de incidencia hasta que la campaña de vacunación surta efecto.

Sin embargo, se mostró impreciso sobre las modalidades, especialmente en lo que respecta a posibles nuevos cierres de escuelas y guarderías.

Comparte en redes: