Entrevista con Timothy Bale

“Boris Johnson obtendrá la mayoría en las elecciones”

Timothy Bale, académico británico y subdirector del centro de pensamiento The UK in a Changing Europe, hace un balance sobre las elecciones generales que se llevarán a cabo en el Reino Unido el día de mañana. El escenario que plantea es el de una nación aún dividida por cuenta del Brexit y, aunque anticipa un triunfo de los conservadores, hace énfasis en que la identidad con los partidos se ha perdido.

Boris Johnson, primer ministro del Reino Unido, aspira a conseguir la mayoría en las elecciones generales. / AFP

¿Por qué se dice que las elecciones de mañana son una cuestión de honor para Boris Johnson?

La razón más importante es que Boris Johnson quiere asegurarse de que el Partido Conservador es capaz de derrotar la amenaza que significó el Partido del Brexit en los resultados de las elecciones del Parlamento Europeo, la cual parecía ser extrema e incluso existencial, dado que el Partido Conservador obtuvo menos del 10 % en las elecciones nacionales, lo cual para el partido más antiguo exitoso del mundo es una catástrofe. Eso significó que, lo que fuera que pasara, Johnson tenía que lograr un acuerdo que nos hiciera abandonar la Unión Europea. Sin embargo, el único acuerdo que logró fue el riesgo de que este fuera enmendado por el Parlamento.

¿Qué tipo de enmiendas?

Había tres posibles enmiendas que preocupaban a Johnson: la posibilidad de que el Parlamento agregara un segundo referendo al acuerdo de retirada, que el Parlamento pudiera adjuntar una enmienda que obligara al Reino Unido a formar parte de la unión aduanera con la Unión Europea, y una enmienda que forzara al gobierno a no poder acordar en el futuro un tratado de libre comercio con la Unión Europea que extendiera el período de transición que, se supone, acaba en diciembre de 2020. Entonces, dadas esas tres posibilidades, él necesitaba ser capaz de prometerle a la gente que el Brexit iba a ser una realidad, pero que necesitaba la mayoría en aras de lograr que, en efecto, lo fuera. Por eso necesita estas elecciones.

¿Usted cree que habrá un cambio significativo en el Parlamento luego de las elecciones?

Esa es la apuesta. Lo que ocurre es que Boris Johnson convocó elecciones porque pensó que puede ganarlas. Él está muy por delante de Jeremy Corbin ante la opinión pública y tiene buenas razones para pensar que puede ganarle. Entre otras cosas, porque la calificación de liderazgo lo hace ver más decisivo y más competente que Corbin, y esto es importante porque el liderazgo impulsa los votos. La economía va marchando bien en este momento, no excelente pero bien, sumada al atractivo de la idea de que si se vota por el Partido Conservador se va a lograr el Brexit. Y esa idea razona con la gente que está cansada del Brexit y quiere que acabe ya. Claramente, en la realidad no va a acabar el asunto porque, incluso con un acuerdo, lo que la gente debe entender es que, una vez abandonemos la Unión Europea, el proceso de retiro continuará por años.

(Puede leer; EE le explica: ¿Le avergüenza no saber nada del Brexit?)

Desde que ocurrió el referendo en 2016 a hoy, pareciera haber un sentimiento de arrepentimiento entre muchos votantes que apoyaron el Brexit y ahora no. ¿Qué lectura hace de esto?

No creo que haya suficiente evidencia que sugiera que mucha gente se arrepienta de la decisión que tomó en el referendo. El sondeo de la población británica entre quienes se quieren ir y quedar ha cambiado, y pareciera que los que se quieren quedar tuvieran una ventaja sobre los que se quieren ir, pero ese cambio se debe principalmente a cambios demográficos. Mucha gente mayor que votó el Brexit ha muerto y mucha gente joven que quería quedarse ha entrado como parte de la población apta para votar. Y ahí la razón principal de por qué las cosas parecen que han cambiado respecto de la opinión alrededor del Brexit. De hecho, mucha de la gente no solo no ha cambiado de opinión sino que parece haber reafirmado que tomó la decisión correcta de abandonar la Unión Europea. Es sorprendente, dado el caos que existe alrededor de la discusión, pero es la realidad.

Voces críticas alrededor de las elecciones han sugerido que la fecha elegida podría dar cierta ventaja al Partido Conservador, entre otras cosas porque, además de ser invierno, la población más joven, como estudiantes, estarán en vacaciones y, por ende, no podrán votar…

No es común que en el Reino Unido haya elecciones en invierno, es cierto. La última vez que tuvimos elecciones en época igual fue en 1974, y lo que a la gente le preocupa, precisamente, es que el número de votantes disminuya. Sin embargo, si usted mira las evidencias respecto de lo que ha ocurrido antes, la mayoría de las veces, cuando la gente quiere votar, sencillamente vota. El invierno realmente no hará mayor diferencia, a mi parecer, así que no creo que haya una ventaja para el Partido Conservador ni una desventaja para el Partido Laborista. ¿Se puede criticar la decisión? Sí, pero no es un gran factor.

¿En qué está pensando un elector británico antes de ir a las urnas en diciembre? ¿Qué es lo que más le preocupa?

Yo diría que el Brexit es, por mucho, el factor por el cual los votantes están más preocupados. Pero hay otros asuntos que encabezan la lista de los tres más importantes: la salud es uno de ellos, obviamente la economía y el gasto fiscal, y la educación. Todo esto depende, creo, de a qué partido se apoye, porque para los votantes del Partido Conservador, por ejemplo, los problemas relacionados con el crimen importan mucho, pero no es un asunto mayor para los votantes del Partido Laborista. Para los votantes del Partido Laborista, por el contrario, es particularmente importante lo referente al Servicio Nacional de Salud (NHS), asunto que no interesa mucho a los votantes del Partido Conservador. Pero, en términos generales, el Brexit es el asunto más importante para los electores, independientemente del partido.

(Le recomendamos: Boris Johnson propone elecciones generales en Reino Unido )

Es decir, el Brexit seguirá siendo el principal factor en las elecciones después de tres años de haber ocurrido el referendo…

Ese es el otro asunto a tener en cuenta. Es decir, la identidad que tienen hoy en día los votantes con los partidos frente a la identidad que tenían en 1960. Lo que vemos ahora es que esa identidad ha ido decreciendo cada vez más y más rápido. Por eso, la identidad de los “leavers” o de los “remainers” es más fuerte que el partido en sí mismo. Mucha gente no tiene una idea fijada frente a qué partido prefiere, pero sí tiene una idea bastante clara sobre si apoya o no el Brexit. Y por eso es que el Brexit es el tema más importante para definir los resultados de las elecciones. Es interesante, porque tenemos problemas realmente serios con el sistema de salud, la economía y la educación, pero parece que la mayoría de la gente solo está pensando en el Brexit.

Y eso da la sensación de que materializar el Brexit tiene el objetivo de superar el asunto para enfocarse en esos otros problemas que tiene el Reino Unido, como el sistema de salud que menciona…

No diría eso, porque no creo que el Brexit, efectivamente, vaya a quedar como un asunto resuelto después de que el acuerdo de retirada sea aprobado. Más bien, lo que viene es un proceso largo, habrá una transición cuando abandonemos la Unión Europea, si es que nos vamos de la UE, y luego vendrá una negociación sobre tratados de libre comercio con Europa, y eso puede tardar años. Lo que creo es que la gente que dice que hagamos del Brexit una realidad o que cree que es posible hacerlo de inmediato está mintiendo o se está engañando a sí misma. Algunos hacen ambas cosas.

A hoy, y faltando tan poco para las elecciones, ¿cómo evalúa la imagen de Boris Johnson dentro del Reino Unido?

Creo que Johnson ha sorprendido en términos de que ha sido más enfocado, por decirlo así, y tal vez más despiadado y decisivo de lo que la gente sospechaba. Pero no ha sorprendido en el sentido de que está dispuesto a sacrificar a quien sea y lo que sea con tal de obtener lo que quiere. El mejor ejemplo de ello es que no pudo lograr un acuerdo con la Unión Europea sobre Irlanda del Norte, que habría sido consentido por el Partido Unionista Democrático (Irlanda del Norte), el cual había apoyado a los conservadores desde 2017 y cuando se dio cuenta de eso sencillamente lo traicionó. Como decimos en Inglaterra, lo lanzó debajo del bus, solo para asegurar el acuerdo. Entonces, creo que es bastante despiadado y oportunista. De alguna manera, también abandonó a los conservadores en cuanto a su política económica y de gasto fiscal con el objetivo de contrarrestar las acusaciones del Partido Laborista de que él es pro austeridad y de que los conservadores no han permitido la suficiente inversión en los servicios públicos. Así que parece estar muy enfocado en ganar las elecciones, y parece estar teniendo éxito.

(Le puede interesar: ¿Quién podrá detener a Boris Johnson en el Reino Unido?) 

¿La perspectiva sobre la migración en una nación como el Reino Unido ha cambiado tras la división interna que produjo el Brexit?

Las investigaciones han sugerido que la migración es el asunto sobre el cual las personas del Reino Unido han prestado mayor atención. Desde 2006 hemos sido testigos de una gran ola de migración, principalmente desde Europa central y oriental, lo cual representó un choque cultural bastante fuerte para la población británica. Pero ese fenómeno fue algo que no se pudo detener sin que nosotros abandonáramos la Unión Europea, porque, como parte de la UE, teníamos que aceptar el libre movimiento de personas de países europeos. Así que Nigel Farage (líder del Partido del Brexit) y algunos políticos conservadores, Boris Johnson incluido, argumentaron fuertemente durante el referendo que la gente tenía que votar para abandonar la Unión Europea en aras de detener la migración. Curiosamente, desde entonces no ha habido muchas referencias o conversaciones alrededor de la migración y el Brexit se está convirtiendo en una meta en sí misma.

Hay argumentos comerciales incluidos en el Brexit que no han logrado esa mismo nivel de percepción…

Efectivamente, y es que el Brexit permitiría al Reino Unido acordar tratados de libre comercio con otras partes del mundo, pero ese no es, generalmente, el argumento que tienen en cuenta la mayoría de los votantes. Quienes sí lo han tenido en cuenta son una escasa minoría, generalmente muy rica y pudiente. Y por otro lado, muchas de las personas que viven en las áreas periféricas de Gran Bretaña se sintieron desconectadas y abandonadas por todos los gobiernos, y aunque la economía había crecido, no les había ayudado mucho este crecimiento, por lo que el referendo les ofreció la oportunidad de patear el establecimiento. Además hubo en cierta medida un movimiento populista, y Boris Johnson y Nigel Farage continuaron movilizando ese sentimiento populista de manera efectiva, así que los que se quieren quedar junto con la Unión Europea como tal tienden a ser vistos como un grupo de elitistas fuera de contacto con el pueblo.

¿Llega polarizada la población británica a las urnas?

Ciertamente, el país está muy polarizado. Si, una vez hayamos abandonado la Unión Europea o no, va a permitir que nos volvamos a unir, creo que es difícil de predecir, porque cuando lo hagamos todavía vendrán años de negociación con la Unión Europea. El otro problema tiene que ver con las expectativas de quienes votaron por irse, porque ellos querían ver un cambio y va a ser muy difícil de que lo vean a corto plazo. La gente del exterior en el Reino Unido, los problemas con el servicio de salud, la educación, la economía, seguirán estando allí. Sin embargo, el aspecto positivo es que servirá como un mecanismo para presionar a los gobiernos a hacer algo, porque ya no habrá excusa para evadirlos.

Para concluir, ¿cree que Boris Johnson saldrá exitoso de las elecciones de diciembre?

Es realmente impredecible, pero si nos fijamos en los aspectos fundamentales en términos de calificación de liderazgo, resultados en el ámbito económico y el atractivo de convertir en realidad el Brexit, sumado al liderazgo que ha tenido el Partido Conservador desde el inicio de la campaña, pareciera indicar que sí. Algunos obstáculos, por decirlo así, son que en muchas partes del país se sienten de forma diferente respecto al Brexit. Por ejemplo, el hecho de que el líder de los conservadores esté marcando el pulso de opinión solo puede significar que está acumulando votos en una parte del país en donde no los necesita, y, en realidad, donde sí necesita esos votos no los obtiene. Pero si usted me pone ahora mismo un arma en la cabeza para responder sí o no, diría que sí, que el Partido Conservador obtendrá la mayoría en las elecciones.

 

895137

2019-12-10T21:00:00-05:00

article

2019-12-10T21:00:01-05:00

[email protected]

none

Lorena Arboleda Zárate / @LorenaArboleda8

El Mundo

“Boris Johnson obtendrá la mayoría en las elecciones”

59

15145

15204