Diputados británicos aprueban ley que modifica el acuerdo del Brexit

Noticias destacadas de El Mundo

Los diputados británicos aprobaron el controvertido “proyecto de ley del mercado interior” presentado por el gobierno de Boris Johnson, que modifica disposiciones del acuerdo de Brexit firmado con Bruselas, en una clara violación del derecho internacional.

De nada sirvieron las advertencias de la Unión Europea (UE) al primer ministro del Reino Unido, Boris Johnson, sobre posibles modificaciones al acuerdo alcanzado, tras años de negociaciones para que se dé por terminada la salida de ese país del grupo comunitario.

Ver más: El proyecto de ley que presentó Boris Johnson

Boris Johnson presentó un proyecto de ley de “mercado interior” que modifica varias disposiciones del acuerdo y que desató la tormenta política con la Unión Europea. Este martes, diputados británicos aprobaron el plan de Johnson.

Venciendo una rebelión inicial en las filas del Partido Conservador de Johnson, la Cámara de los Comunes aprobó por 340 votos contra 256 el texto, que modifica la aplicación de tarifas y controles aduaneros en Irlanda del Norte. Pasa ahora a la cámara alta, donde no debería sufrir contratiempos.

¿Qué es lo que está pasando?

El 23 de junio de 2016, el pueblo británico participó en un referéndum sobre la permanencia de Reino Unido en la Unión Europea (UE) y una mayoría votó por abandonar el bloque. Desde entonces comenzaron unas negociaciones muy complejas que terminaron con un acuerdo que fue aprobado por el parlamento británico y que permitió que el 31 de enero de este año Reino Unido quedara oficialmente fuera de la UE.

Ver más: Reino Unido ya no es parte de la Unión Europea

Desde entonces, los británicos ya no están representados en las instituciones europeas y comenzó un periodo de transición clave para saber cómo será la futura relación entre británicos y europeos. Durante el periodo de transición, Reino Unido seguirá acatando las normas de la UE y contribuyendo a su presupuesto. Reino Unido, sin embargo, permanece en la unión aduanera y en el mercado único, pero queda fuera de las instituciones políticas y del Parlamento.

Este 2020 comenzaron unas negociaciones muy complejas entre las dos partes para lograr un divorcio amistoso, pero Boris Johnson acabó con las buenas formas este martes.

¿Qué dice la Unión Europea?

La Unión Europea le pidió al gobierno de Johnson retirar sus planes de modificar el acuerdo de Brexit so pena de acciones legales ante una “grave” violación del derecho internacional. El vicepresidente de la Comisión Europea, Maros Sefcovic, pidió aclaraciones del Reino Unido sobre su controvertido proyecto de ley de mercado interior.

Ver más: El Espectador le explica: ¿Puede Boris Johnson modificar el acuerdo de Brexit?

Pero sus explicaciones no parecen haber calmado los ánimos: “si se aprobara el proyecto de ley, constituiría una violación extremadamente grave del Tratado de Retirada y del derecho internacional”, afirmó Sefcovic. Y advirtió que Londres “ha dañado seriamente la confianza entre la UE y el Reino Unido” y para restablecerla llamó al ejecutivo de Boris Johnson a retirar del texto las medidas relativas a Irlanda del Norte “lo antes posible y en cualquier caso antes de finales de mes”. También dejó claro que a la Comisión Europea no le temblará el pulso a la hora de tomar medidas legales.

Qué dice Boris Johnson

El gobierno británico insiste en que el derecho británico permite al Parlamento aprobar una ley que vaya en contra del acuerdo sobre el Brexit al que llegó con la Unión Europea. “El Parlamento es soberano en materia de legislación nacional y puede aprobar leyes que violen las obligaciones del tratado para el Reino Unido”, según una nota publicada por el Ejecutivo del primer ministro británico, Boris Johnson.

La Cámara de los Comunes “no actuaría de manera inconstitucional aprobando esa legislación”, recalca esa aclaración legal.

El Ejecutivo admite que ciertas cláusulas de la ley de Mercado Interno que comenzó a tramitar esta semana otorgan poderes que “podrían ser ejercidos de modo que sean incompatibles con las provisiones del acuerdo de salida” de la UE.

¿Y ahora qué? La UE podría llevar al Reino Unido ante el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) “una vez que se adopte el proyecto de ley” o “incluso antes”.

Comparte en redes: