El Espectador le explica: ¿Puede Boris Johnson cambiar el acuerdo del Brexit?

Noticias destacadas de El Mundo

A pesar de que el Brexit se firmó en enero de 2020, el primer ministro del Reino Unido, Boris Johnson, publicó una iniciativa de ley que dejaría en veremos parte de lo establecido en el Tratado de Retirada de la Unión Europea, lo que supondría una violación a la ley internacional.

Uno de los puntos más álgidos en la discusión del Brexit (la salida del Reino Unido de la Unión Europea) era determinar qué iba a pasar con las fronteras entre la provincia británica de Irlanda del Norte y la República de Irlanda –país miembro de la Unión Europea– tanto así, que en 2019 y luego de varias negociaciones, se firmó el Protocolo de Irlanda del Norte; pacto donde ambos países se comprometieron a no crear barreras contundentes en frontera; es decir, los británicos podían ingresar a territorio irlandés sin visas o permisos especiales, y viceversa.

También le puede interesar: El Espectador le explica: ¿Por qué el héroe de hotel Ruanda fue acusado de terrorismo?

Ese tratado internacional también prevé un dispositivo por el cual se mantendrá en Irlanda del Norte las reglas del mercado común europeo para evitar reimponer una frontera con la vecina República de Irlanda. Además, el objetivo, según la Unión Europea, es preservar la frágil paz que reina en la isla desde el Acuerdo del Viernes Santo de 1998 que puso fin a tres décadas de sangriento conflicto entre republicanos católicos y unionistas republicanos.

Este protocolo sería aplicable cuando finalice el período transitorio del Brexit, que va hasta el 31 de diciembre de 2020. “La solución que hemos acordado permite a Irlanda del Norte permanecer en el territorio aduanero del Reino Unido y, al mismo tiempo, beneficiarse del mercado único. Es un sistema viable, construido para durar”, se lee la página de la Comisión Europea.

Sin embargo, el primer ministro del Reino Unido, Boris Johnson, publicó una iniciativa de ley que dejaría en veremos lo establecido en el Protocolo de Irlanda del Norte; de ser aprobada, Johnson rompería con lo acordado en el Tratado de Retirada y violaría el derecho internacional.

¿En qué consiste el proyecto de ley?

Johnson presentó un proyecto de ley de mercado interno, que busca modificar la aplicación de tarifas y controles aduaneros para la provincia británica de Irlanda del Norte previstos en el acuerdo de Brexit.

El argumento es querer proteger el comercio entre los países del territorio británico una vez el Reino Unido se retire definitivamente de la UE. “Esta ley busca proteger los empleos, el crecimiento y garantizar la fluidez del comercio en todo el Reino Unido”, dijo Johnson

¿Qué dice la Unión Europea?

Las autoridades europeas denunciaron los planes de Johnson como una amenaza a la estabilidad y le pidieron retirarlos antes de finales de mes. Pero él asegura que su intención es precisamente proteger la paz al defender los intereses de los norirlandeses unionistas, evitando separarlos con barreras administrativas del resto del Reino Unido.

También le puede interesar: El Espectador le explica: ¿Quiénes son los uigures y qué tiene que ver Mulán con ellos?

Incluso, miembros de su partido y los cinco ex primeros ministros vivos le dieron la espalda a la propuesta. “¿Cómo puede el gobierno convencer a futuros socios internacionales que se puede confiar en que Reino Unido respetará las obligaciones legales de cualquier tratado?”, dijo la ex primera ministra Theresa May.

“No tendré más remedio que negar mi apoyo a este proyecto de ley”, afirmó el exfiscal general Geoffrey Cox, advirtiendo que equivaldría a “la abrogación unilateral de las obligaciones del tratado con que nos comprometimos hace menos de 12 meses”.

El controvertido primer ministro acusó a la UE de querer aplicar, a falta de un tratado comercial, una interpretación tan “extrema” del acuerdo de Brexit que implicaría un “bloqueo alimentario” en Irlanda del Norte, algo que negó la ministra irlandesa de Justicia, Helen McEntee.

¿Puede Boris Johnson cambiar el acuerdo del Brexit?

El 14 de septiembre el proyecto de ley fue aprobado en su primera votación en el parlamento británico con 340 votos a favor y 263 en contra. Sin embargo, la iniciativa tiene aún mucho por recorrer; el mayor obstáculo será cuando la propuesta pase a la Cámara de los Lores, donde la oposición al proyecto de Johnson es mayoritaria.

También le puede interesar: El Espectador le explica: crisis en Bielorrusia, ¿la oportunidad de Putin para una anexión a Rusia?

Por el Tratado de Retirada, si no hay acuerdo comercial entre Londres y Bruselas los productos que pasen de Gran Bretaña a Irlanda del Norte a partir de 2021 podrían ser sometidos a aranceles y las empresas de la provincia tendrían que rellenar declaraciones de aduanas para vender al resto del Reino Unido.

Comparte en redes: