Donald Trump, el inestable aliado al que Colombia le apostó todo... ¿perdió?

Por segunda vez en menos de veinte días el presidente de Estados Unidos critica a Colombia, su principal aliado en América Latina. Ahora le achaca el envío de "duros" criminales. ¿Hasta dónde va a llegar Trump?

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump. AFP

Las cosas no pintan bien para Colombia con el gobierno de Donald Trump. El presidente estadounidense volvió a criticar al mandatario colombiano, Iván Duque, señalando que desde que llegó a la Presidencia "desafortunadamente el negocio de las drogas ha crecido un 50%".

La segunda crítica en el mismo sentido que lanza Trump en menos de 15 días. El 29 de marzo, durante una reunión con el Cuerpo de Ingenieros del Ejército de Estados Unidos, en Florida, el mandatario estadounidense dijo que "Duque no ha hecho nada por nosotros", refiriéndose a la erradicación de drogas. 

Este miércoles amplió sus críticas y también acusó a Colombia de enviar sus criminales a Estados Unidos. "No tengo dudas de que Honduras, Guatemala, El Salvador y Colombia (...) los están mandando a Estados Unidos porque no los quieren, porque creen que la gente de Estados Unidos es estúpida y los reciben", dijo Trump en un acto de recaudación de fondos para su campaña electoral en San Antonio (Texas).

Ver más: Trump critica a Duque y lo acusa de enviar drogas y criminales a EE. UU.

Sin embargo, esta es la primera vez que engloba a Colombia en lo que él considera una campaña deliberada de los países del Triángulo Norte de Centroamérica para enviar a pandilleros y criminales a Estados Unidos de forma irregular.

"(Los que vienen de) Colombia, Guatemala, Honduras, son gente mucho más dura, son más peligrosos. Esos países están enviando a los más duros, están enviando a los pandilleros", aseguró Trump.

¿Se equivocó el gobierno Duque al apostar profundizar una alianza con Trump? Analistas no lo ven de esa manera. Mauricio Jaramillo, profesor de la Universidad del Rosario explica que para un mandatario colombiano no es fácil salirse de una alianza con Washington.

La relación especial 

Desde los comienzos del siglo XXI, Colombia decidió apostarle a tener una "relación especial" con EE. UU. Para eso los gobiernos de Andrés Pastrana, Álvaro Uribe y Juan Manuel Santos, a pesar de sus diferencias, mantuvieron esa relación como una política de Estado. Cada uno a su manera ancló esa relación bilateral a temas de narcotráfico y la búsqueda de una alianza estratégica con ese país. 

Una relación que, durante los últimos 19 años, durante las administraciones de George W. Bush y Barack Obama dieron frutos. Colombia no sólo recibió ayuda millonaria de su amigo del norte; también se acallaron las voces críticas con el proceso de paz y durante años se reconocieron los avances que el país hizo en su lucha contra las drogas. La política hacia Colombia en el Congrseo estadounidense era de apoyo por parte de los partidos Republicano y Demócrata. 

Ver más: Trump sobre el presidente Iván Duque: "No ha hecho nada por nosotros"

Las cosas cambiaron cuando Trump llegó a la Presidencia. Desde entonces, la cantidad de cartas, reclamos, críticas y amenazas se repetían. Durante mucho tiempo el Congreso frenó los intentos de Trump de reducir los apoyos a Colombia y a otros países del mundo.

Pero el discurso ya comenzaba a cambiar. Trump y el Congreso estadounidense han expresado reiteradamente su preocupación por el auge en los cultivos de coca, que en 2017 crecieron un 17 % y alcanzaron un récord de 171.000 hectáreas, 25.000 más que en 2016, según la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC).

Al gobierno de Juan Manuel Santos le tocó lidiar con la amenaza que hizo Trump sobre la descertificación. 

Entonces amenazó con poner a Colombia en una lista negra que podría llevar a la reducción de ayuda económica, pero luego firmó un acuerdo con ese país para que rebaje su producción estimada de cocaína y sus cultivos de coca en un 50 % para 2023.

Entonces, el gobierno colombiano, en cabeza de su entonces canciller, María Ángela Holguín, emprendió una avanzada en Washington con altos funcionarios, para explicarle a la administración de Trump las "realidades" nacionales.

"Colombia es el mayor aliado de Estados Unidos en América Latina, discutimos con el Secretario de Estado, Rex Tillerson sobre cómo asegurar que nuestra alianza estratégica continúe fortaleciéndose. Hablamos sobre la estrategia integral antinarcóticos en Colombia, y sobre la creación de una nueva Fuerza de Tarea Naval del Pacífico mediante la cual Colombia  y los Estados Unidos coordinarán para aumentar los esfuerzos de interdicción marítima. Para la implementación exitosa de nuestro Acuerdo de Paz debemos tratar de ponerle fin al problema de drogas ilícitas. Expresé nuestra gratitud a la Administración del Presidente Trump por su apoyo en nuestros esfuerzos antinarcóticos", decía Holguín.

Escenario inestable en EE. UU.

A Duque le toca ahora enfrentar a un inestable Trump que busca la reelección. Y quizás por eso ha aumentado sus críticas a Colombia. "Hay que entender que Trump anda en campaña porque ya empieza la recta final de su primer mandato y por eso busca enviar un mensaje interno en los temas que le son más rentables políticamente. Está otra vez con un discurso nacioanlista y populista", explica Jaramillo. 

El analista, sin embargo, dice que quizás el error de Duque fue ceder en temas como la fumigación con glifosato o alejarse de la región por defender la alianza con Trump. Ya otros analistas advertían por ejemplo, el liderazgo que asumió Colombia frente al cerco diplomático a Venezuela y al que le ha apostado buena parte de su capital diplomático regional. "Aunque todos están de acuerdo del problema de Maduro y que hay que solucionar esta situación, Venezuela y Colombia son países vecinos y deben resolver esto por otras vías, no las opciones que planteaba Trump", coinciden analistas consultados por este diario. 

Ver más: El alto precio de ser "amigo de Trump"

Una jugada poco inteligente de Trump, cuya política exterior ha sido un error. "El tono hostil se debe al presidente mismo, quien también anda irrespetando a aliados en todo el mundo, desde la OTAN hasta Australia y México", explica Adam Isacson de la Oficina para Latinoamérica en Washington (Wola).

Es cierto, la política exterior estadounidense pasa por uno de sus peores momentos. "Trump trata mal a los países que se comportan como sus aliados", concluye Jaramillo. 

Por eso expertos en relaciones internacionales opinan que Duque no se ha equivocado, el problema es tener que lidiar con un mandatario del que nadie sabe qué esperar. Y lo más grave, que puede ser reelegido para otros cuatro años en la Casa Blanca. 

 

849856

2019-04-10T19:04:09-05:00

article

2019-04-10T19:04:09-05:00

alagos_86

none

- Redacción Internacional

El Mundo

Donald Trump, el inestable aliado al que Colombia le apostó todo... ¿perdió?

80

7826

7906