La importancia de los archivos para construir la verdad del conflicto armado

hace 2 horas

Gracias a Dios por Trump, rezan en la Casa Blanca

Un integrante del gobierno estadounidense agradeció a Dios el miércoles por dar a Estados Unidos un presidente como Donald Trump y su plan de reducción de impuestos.

Donald Trump, presidente de Estados Unidos. AFP

Un integrante del gobierno estadounidense agradeció a Dios el miércoles por dar a Estados Unidos un presidente como Donald Trump y su plan de reducción de impuestos. 

La oración fue recitada por Ben Carson, un miembro de la Iglesia Adventista del Séptimo Día y secretario de Vivienda y Desarrollo Urbano, después de que un Trump exaultante mencionara varios temas al iniciar una reunión del gabinete.

(Le puede interesar: Trump seguirá siendo Trump)

Trump anticipaba la victoria de su vasto plan de reducción de impuestos mientras el Congreso se preparaba para votar la aprobación final del texto.

El presidente, que goza de un fuerte apoyo entre los cristianos evangélicos, le pidió a Carson que pronunciara la "oración de gracias" que suele decirse antes de una comida. Trump agregó que los periodistas podían quedarse.

"Pueden quedarse, si quieren, porque ustedes necesitan la oración más que yo, creo", dijo Trump, quien frecuentemente critica a los medios de comunicación que lo cuestionan con sus "noticias falsas". 

Luego, Carson dijo: "Amable padre en el cielo, estamos muy agradecidos por las oportunidades y la libertad que has otorgado a este país. Agradecemos por el presidente y por los miembros del gabinete que son valientes, que están dispuestos a enfrentar los vientos de la controversia con el fin de tal vez proporcionar un mejor futuro a quienes nos respaldan". 

(Le puede interesar: La reforma fiscal de Donald Trump)

Y agregó: "Estamos agradecidos por la unidad en el Congreso que presentó una oportunidad para que nuestra economía se expanda para que podamos luchar contra la deuda corrosiva que ha estado destruyendo nuestro futuro".

Con esta reforma se prevé que el déficit de Estados Unidos aumente 1,5 billones de dólares durante la próxima década, en tanto la tasa de crecimiento será más alta. 

Después de la oración de Carson, el vicepresidente Mike Pence dijo estar "profundamente honrado" de ser parte del gobierno.

En una reunión del gabinete en junio, sus integrantes se turnaron para alabar a Trump. Su entonces jefe de gabinete, Reince Priebus, dijo que era una "bendición" trabajar para él. 

Priebus renunció en julio como parte de una reorganización del personal de la Casa Blanca.