Irak lanza ofensiva en el desierto para expulsar al Estado Islámico

Según el gobierno, se trata de "la primera etapa de una larga operación" para liberar las provincias de Saladino, Nínive y Al Anbar, hasta la frontera con Siria.

Archivo AFP

Irak anunció este jueves haber lanzado en su desierto occidental una operación militar para expulsar a los últimos combatientes del grupo yihadista Estado Islámico (EI) en el país.

"El ejército, la policía federal y (las fuerzas paramilitares de) Hashd al Shaabi iniciaron esta mañana una operación para limpiar la región de Al Yazira que se extiende por la provincias de Saladino, Nínive y Al Anbar", afirmó en un comunicado el general Abdelamir Yaralá, jefe de operación de Mando Conjunto de Operaciones (JOC).

Según los expertos, esto representa el 4% del territorio, es decir unos 7.000 km2.

En un comunicado separado, el Hashd al Shaabi anunció "la primera etapa de una larga operación para liberar una región desértica a caballo entre las provincias de Saladino, Nínive y Al Anbar, hasta la frontera con Siria".

"La ofensiva, con el apoyo de las fuerzas aéreas iraquíes y realizada junto al ejército y la policía federal, se lanzó a partir de tres ejes", agregó el Hashd.

El primer ministro iraquí, Haider Al Abadi, había afirmado el martes que no quería anunciar la derrota del EI antes de haber limpiado las bolsas yihadistas que subsisten en zonas desérticas del país.

"Tras el fin de la operación, anunciaremos la derrota total de Dáesh en Irak", había dicho refiriéndose al EI por su acrónimo en árabe.